Ir al contenido principal

Viceee, dijo la partera

fotografia

El Vice – gobernador de la provincia de Mendoza, haciéndose eco de la ola de cúnico que invade la res-publica, denunció que se sentía espiado porque las cámaras de vigilancia del Senado apuntan a la puerta de su despacho. No se rían, che, que es una victima más de la inseguridad del gobierno montonero, y en cualquier momento lo termina invitando Luisito “Uff, qué sorpresa” Majul. Pero la cosa no termina ahí, en la Cámara de Diputados, la UCR impulsará la investigación de tan grave denuncia. Digamos de paso que muchos de estos diputados investigadores son los mismos que no quisieron recibir sus diplomas de manos del acosado vicegobernador.

Mientras tanto en Ciudad Gótica, Racconto no tuvo ningún reparo con el aumento que se fijaron los funcionarios del gobierno de Jaque.

A esta altura amigos, uno se pregunta si más grave que la Gripe A, más dañino que el Dengue, más destructivo que el terremoto de Concepción, es tener a alguno de estos tipos de vice, hasta en el club deportivo del rrioba.

Y pa postre va esto

Comentarios

Silvia Ca ha dicho que…
está a la moda!!! que boludo grande, che.
saludetes

Entradas populares de este blog

¡@#&#*!!!

"No sé en qué mierda están pensando los tipos de la Corte"... de esta manera nuestro querido Felipillo se suma a la lista de presidenciablesglamorosos.

Desde aquí colaboramos con esta nueva forma de hacer política aportando esta sugerencia:



La imagen es de aquí.

El mito de la discusión perdida

Lo veía a Andahazi en la edición de 678,  si muchachos, lamento mucho, pero no me flagelo viendo A dos toses ni en pedo. Lo veía, digo, repetir una y otra vez, intentando convencer, subyugar, doblegar a un Horacio González, que con calma solemne y estoicidad franciscana escuchaba, sin bajarle la mirada ni un instante, que la discusión estaba perdida.Sin embargo, bien se muestra que en todo caso podríamos hablar de tablas, puesto que el propuesto mártir de la “inquisición K”, eligió hacer un discurso moderado y no el de barricada neoliberal insoportable al que suele apelar, y terminar reconociendo el gesto de Cristina, enarcando la ceja ante los aplausos que sacó la sola mención de la primera mandataria. Habitaba en Andahazi, una especie de posesión demoníaca, digo, hay que ver que el devenir histórico de la derecha vernácula deba recurrir a él, en lugar de un Sebrelli o un Aguinis, o finalmente un siempre engolado, aunque ahora desbigotado, Asís. Y quería su victoria, para ofrecerla e…

Carlos Valenzuela, titular de Canal 4 Posadas denuncia penalmente a Mauricio Macri