Últimas noticias

domingo, 27 de julio de 2008

Como si no hubiesen pasado 56 años.

"Yo he medido con la vara de mi corazón la frialdad y el
fanatismo de los hombres. Los dos
extremos han desfilado permanentemente
ante mis ojos. El paisaje de estos años de mi vida es
un inmenso contraste
de luces y sombras. En todos los momentos de esta vida mía me es dado
contemplar y sufrir ese tremendo encuentro del fanatismo y de la
indiferencia. Confieso que no
me duele tanto el odio de los enemigos de
Perón como la frialdad y la indiferencia de los que
debieron ser amigos de
su causa maravillosa. Comprendo más y casi diría que perdono más el
odio de
la oligarquía que la frialdad de algún hijo bastardo del pueblo que no siente ni
comprende
a Perón. Si alguna cosa tengo que reprocharle a las altas
jerarquías militares y clericales es
precisamente su frialdad y su
indiferencia frente al drama de mi pueblo. Sí, no exagero: lo que
sucede en
nuestro pueblo es drama, auténtico y extraordinario drama por la posesión de la
vida,
de la felicidad, del simple y sencillo bienestar que mi pueblo venia
soñando desde el principio de
su historia. El 17 de octubre fue el encuentro
del Pueblo con Perón. Aquella noche inolvidable se
selló el destino de los
dos, y así empezó el inmenso drama... Frente a un mundo de pueblos
sometidos
Perón levantó la bandera de nuestra liberación. Frente a un mundo de pueblos
explotados Perón levantó la bandera de la justicia. Yo le sumé mi corazón y
entrelacé las dos
banderas de la justicia y de la libertad con un poco de
amor... pero todo esto -la libertad, la justicia
y el amor, Perón y su
pueblo-, todo esto es demasiado para que pueda mirarse con indiferencia o
con frialdad. Todo esto merece odio o merece amor. Los tibios, los
indiferentes, las reservas
mentales, los peronistas a medias, me dan asco.
Me repugnan porque no tienen olor ni sabor.
Frente al avance permanente e
inexorable del día maravilloso de los pueblos también los
hombres se dividen
en los tres campos eternos del odio, de la indiferencia y del amor. Hay
fanáticos del pueblo. Hay enemigos del pueblo. Y hay indiferentes. Estos
pertenecen a la clase de
hombre que Dante señaló ya en las puertas del
infierno. Nunca se juegan por nada. Son como
"los ángeles que no fueron ni
fieles ni rebeldes"."


"Enemigos del pueblo son también los ambiciosos. Muchas veces los
he visto llegar hasta Perón,
primero como amigos mansos y leales, y yo misma
me engañé con ellos, que proclamaban una
lealtad que después tuve que
desmentir. Los ambiciosos son fríos como culebras pero saben
disimular
demasiado bien. Son enemigos del pueblo porque ellos no servirán jamás sino a
sus
intereses personales. Yo los he perseguido en el movimiento peronista y
los seguiré persiguiendo
implacablemente en defensa del pueblo. Son los
caudillos. Tienen el alma cerrada a todo lo que
no sean ellos. No trabajan
para una doctrina ni les interesa el ideal. La doctrina y el ideal son
ellos. La hora de los pueblos no llegará con ningún caudillo porque los
caudillos mueren y los
pueblos son eternos. Por eso es grande Perón, porque
no tiene otra ambición que la felicidad de
su pueblo y la grandeza de su
Patria. Y porque ha creado una doctrina -una doctrina es un ideal-
para que
su pueblo siga su doctrina y no su nombre. Yo pienso, en cambio, que los pueblos
cuando encuentran un hombre digno de ellos, no siguen su doctrina, sino su
nombre. Porque en
el hombre y en el nombre ven encarnarse a la doctrina
misma y no pueden concebir la doctrina
sin su creador. Por eso yo no puedo
concebir al justicialismo sin Perón, y por eso he declarado
tantas veces que
yo soy peronista, no justicialista. Porque el justicialismo es la doctrina, en
cambio el peronismo es Perón y la doctrina. ¡La realidad viva que nos hizo y
que nos hace felices!
Los caudillos en cambio, los ambiciosos, no tienen
doctrina porque no tienen otra conducta que
su egoísmo. Hay que buscarlos y
marcarlos a fuego para que nunca se conviertan en dueños de
la vida y las
haciendas del pueblo. Yo los he conocido de cerca y de frente, y algunas veces
incluso me han engañado, por lo menos momentáneamente. Hay que
identificarlos y hay que
destruirlos. La causa del pueblo exige nada más que
hombres del pueblo que trabajen para el
pueblo, no para ellos. En esto se
distinguen los ambiciosos: en que trabajan para ellos, nada más
que para
ellos. Nunca buscan la felicidad del pueblo, siempre buscan más bien su propia
vanidad
y enriquecerse pronto. El dinero, el poder y los honores son las
tres grandes "causas", los tres
"ideales" de todos los ambiciosos. No he
conocido ningún ambicioso que no buscase alguna de
estas tres cosas o las
tres al mismo tiempo. Los pueblos deben cuidar a los hombres que elige
para
regir sus destinos. Y deben rechazarlos y destruirlos cuando los vean sedientos
de riqueza,
de poder o de honores. La sed de riquezas es fácil de ver. Es lo
primero que aparece a la vista de
todos. Sobre todo a los dirigentes
sindicales hay que cuidarlos mucho. Se marean también ellos y
no hay que
olvidar que cuando un político se deja dominar por la ambición es nada más que
un
ambicioso; pero cuando un dirigente sindical se entrega al deseo de
dinero, de poder o de
honores es un traidor y merece ser castigado como un
traidor. El poder y los honores seducen
también intensamente a los hombres y
los hacen ambiciosos. Empiezan a trabajar para ellos y se
olvidan del
pueblo. Esta es la única manera de identificarlos. El pueblo tiene que
conocerlos y
destruirlos. Solamente así, los pueblos serán libres. Porque
todo ambicioso es un prepotente
capaz de convertirse en un tirano. ¡Hay que
cuidarse de ellos como del diablo!".

1 comentario:

Silvia dijo...

BRIAN ES UN PIBE DE LA MATANZA QUE SIGUE DETENIDO SIN CAUSA.
Brian es víctima de la seguridad de los delicuentes que siguen en libertad .
BRIAN ES REHEN DE UNA CAUSA QUE NECESITA “UN” CULPABLE.
Para Brian no hay justicia POR SER POBRE Y VILLERO.
• PARA BRIAN EXIGIMOS Inmediata libertad .
• PARA BRIAN RECLAMAMOS Irrestricto CUMPLIMIENTO DE LA LEY .
• PARA BRIAN , PROMOCIÓN Y PROTECCIÓN DE DERECHOS.
• PARA BRIAN, UN ESTADO QUE SEA GARANTE DE SUS DERECHOS.

SI LOS ÚNICOS PRIVILEGIADOS DEBEN SER LOS NIÑOS:
INMEDIATA LIBERTAD PARA BRIAN.
SUMATE A LA CAMPAÑ POR BRIAN Y TODOS LOS BRIAN DE LA MATANZA.
MANDÁ TU ADHESIÓN A:forodederechosmatanza@gmail.com
prensamatanza@suteba.org.ar

DETALLANDO NOMBRE, ORGANIZACIÓN y/o a TITULO PERSONAL.
GRACIAS.GRACIAS.GRACIAS.

SILVIA BERARDI 1531720226

Latinoamerica // telesurtv.net

Instantáneas de "El Campo"