Últimas noticias

domingo, 22 de junio de 2008

Respuesta a Cafiero, Mario

Es interesante que el ex-diputado Cafiero no haya demostrado el mismo empeño que muestra en esta carta a la presidenta para criticar el lock out criminal que produjo desabastecimiento y aumento de precios que sufrieron los más pobres, que se encontraban indefensos ante ellos, por no tener freezer, según los mismos agroexportadores expresan en sus declaraciones.


Que ninguno de los diputados del Congreso, del oficialismo o de la oposición hayan sacado siquiera una declaración contra una medida extorsiva hacia un gobierno democrático, pero cuyo rehén era el pueblo, que vio vaciarse las góndolas, sometido a una incertidumbre y una violencia atroz, practicada por entidades tradicionalmente ligadas a todos los golpes de estado, y que llevaron al Ministerio de Economía a asociados tan conspicuos como Martínez de Hoz, chozno del esclavista.


Que tampoco hayan expresado siquiera una letra respecto de las "atribuciones" de requisar camiones que se adjudicaron los agroexportadores encaprichados en la ruta con hambrear al pueblo.


Que nunca alguno de los diputados ni tampoco el Sr. ex-diputado, denunció que las 4 entidades mintieron descaradamente respecto a su voluntad de diálogo puesto que mientras hacían declaraciones y decían levantar las medidas, los autoconvocados seguían cortando las rutas, provocando desabastecimiento de alimentos, medicamentos y combustibles, con el objeto de desestabilizar a un gobierno democrático, aunque al Sr. ex-diputado no le guste quien sea presidente/a.


Que no le haya preocupado que en tanto despliegue mediático se hiciera uso y abuso de la discriminación, con expresiones tales como "se va la gente, llegan los piqueteros", "piquete blanco y piquete negro", la "presidenta nos tiene que escuchar a los blancos" y otras de similar calibre, las cuales fueron vertidas en el contexto de cacerolazos y bocinazos tan espontáneamente convocados como la Guerra de Irak.


Que parece desconocer que el Congreso podría haber tratado cualquier proyecto que siguiera el trámite parlamentario y pudiera conseguir las mayorías necesarias para ser aprobado, si en verdad las cuatro entidades y la oposición hubieran elegido el camino institucional, para lo cual tuvieron tiempo de sobra desde el 11/03.


Que hoy igualmente, tras la "maniobra del gobierno", los diputados de todas las bancadas están siendo objeto de aprietes y extorsiones por parte de los que pueden hacer piquetes por 100 días, hacer escraches, vilipendiar y vapulear a los políticos y a las instituciones, haciendo declaraciones como las del vicepresidente de CRA que dijo que si “el Congreso ratifica las retenciones, debería ser disuelto”, sin ningún pudor, mostrando una vez más, su desprecio por el estado de derecho, en tanto y en cuanto no se cumplan sus más ínfimos deseos.


Que en tanto ex-diputado de la Nación, debió comprender que lo que los agroexportadores atacaban eran las facultades del Estado para recaudar, sin importar el monto, la forma, ni la manera en que fueran comunicadas por el gobierno, como asimismo fueron cuestionadas las atribuciones para despejar las rutas de los cortes criminales, hambreadores y desestabilizadores.


Que como ex-diputado y ciudadano, debió a lo largo de este conflicto, percibir claramente que los sectores agroexportadores cuestionan las instituciones en última instancia si no responden a sus expectativas, y que por lo menos debió sospechar el carácter de la movilización “espontánea”, acaudillada entre otros personajes por Cecilia Pando y otros de su calaña.


La ingenuidad tiene un límite.


Casandra

- - - - -

La carta de Mario Cafiero (ex diputado) y -el contador y economista- Javier Llorens (ex empresario cordobés):


La Sra. presidenta Cristina Kirchner parece haber reaccionado democráticamente, y finalmente envió al Congreso Nacional la cuestión de las retenciones agrícolas, para darle mas contenido e institucionalidad a la democracia, según afirmó. Pero solo envió un proyecto blindado, que supuestamente no se puede revisar ni modificar, sino solo APROBAR o DEROGAR ¡SIN EMBARGO ESTO ULTIMO TAMPOCO ES POSIBLE!


El proyecto de ley que el Ejecutivo envió al Congreso, tal como esta redactado, solo puede ser APROBADO, o no tratado por el Congreso Nacional, pero NUNCA DEROGADO. Y menos aun derogar la famosa resolución 125 que instauró las retenciones móviles.


¿Porqué?


Porque el Congreso ya rechazó este año, en la sesión del 26 de marzo pasado, un proyecto de ley de derogación de la resolución 125. Y el art. 81 de la Constitución Nacional dispone que ningún proyecto rechazado puede ser vuelto a tratar nuevamente en el año en curso. Por ello "técnicamente" este año el Congreso, por mas que supuestamente sea soberano, esta imposibilitado de derogar la resolución 125. Y enteramente consciente de esto, con premeditación y alevosía, el Poder Ejecutivo mandó el proyecto al Congreso, tal como lo envió.


Trampa 22 es un término creado por Joseph Heller en su novela "Catch 22" para describir una paradoja en una ley, reglamento o práctica, en la cual alguien es perjudicado sin importar la elección que haga. Un ejemplo conocido de esto ocurre cuando uno busca el primer trabajo. Cae en una trampa 22 porque no puede conseguir trabajo sin experiencia previa, pero no es posible obtener experiencia sin un trabajo. Es similar al problema del huevo o la gallina.


El prototipo de la Trampa 22, como la formuló Heller en su libro, es el caso de un piloto de bombardero de la Fueza Aérea Norteamericana , que ansíaba ser relevado de las misiones de combate. Para conseguir ese permiso, debía obtener un diagnóstico de un médico de su escuadrón de vuelo, demostrativo de que estaba loco e incapacitado para cumplir con su deber. Sin embargo, según el reglamento de la Fuerza Aérea —el artículo 22, de ahí el título del libro— nadie que esté en su sano juicio quiere volar en misiones de combate porque son muy peligrosas.


Al solicitar permiso para ser relevado de su deber sobre la base de locura, de hecho el aviador está demostrando que está en posesión de sus facultades mentales, y por lo tanto capacitado para cumplir con su deber. A la inversa, todo aviador que quiera volar en misiones de combate, demuestra por aplicación del mismo reglamento, que está loco e incapacitado para volar, y en consecuencia debe ser relevado. Y para ser relevado el aviador debe enviar una solicitud, pero naturalmente los aviadores locos nunca envían tales solicitudes. En el caso de hacerlo, la trampa se cierra automáticamente, impidiendose así cualquier intento de escapar del deber de combatir.


Esta es la “Trampa 22" en el Congreso ideada por los Kirchners. Pero estos parecen estar locos si creen que una democracia se puede basar en trampas y triquiñuelas leguleyas, vaciándola peligrosamente de contenido, y trasformando los trámites parlamentarios en una pantomima. Es muy riesgoso para el porvenir de la democracia hacer eso. Casi se podría decir que es subvertirla, como denuncia Luis D'Elia.


La "Trampa 22" es evidente en el proyecto de ley enviado por el gobierno:


En el art. 1 del proyecto se dispone ratificar las Resoluciones 125 del 10 de marzo de 2008, su modificatora 141 del 13 de marzo del 2008, y su derogatoria 64 del 30 de mayo de 2008. ¿Pero si las dos primeras están derogadas por la tercera, porqué se las menciona inútilmente? Porque el proyecto 920-D-08, presentado por los diputados de la oposición Pérez , Pinedo, Aguad, Morandini, y Lusquiños, tratado y rechazado en la sesión del 26 de marzo, proponía derogar las resoluciones 125 y 141, y a esas se quiere asir a toda costa el Poder Ejecutivo, aunque no estén en vigencia. Para impedir cualquier intento de derogación de la actualmente vigente resolución 64/8, que reemplazó a ambas, mezclando así todo en una misma bolsa.


Sin embargo, a la par que le exige al Congreso que ratifique a libro cerrado una resolución de tercer orden del Ministerio de Economía, el Ejecutivo deja enteramente abierto en el proyecto de ley el decreto presidencial 904/08, por el que dispuso la supuesta redistribución social de las retenciones que superen el 35 %, que como anticipamos nunca sucederá.


¿Porque esta generosidad en medio de tanta mezquindad?


Porque es la zanahoria para los legisladores renuentes. De esta manera posibilita un malicioso tome y daca, parecido al de la Banelco, para que los diputados y senadores que hoy le temen a los escraches, puedan volver a sus pueblos y decir que a cambio de ratificar la 125 - 64/08, trajeron algún centro de salud o algunas viviendas (como los maníes que se le tira al mono para que se ponga contento) aunque esas obras nunca se concretarán. No al menos con el producido con las retenciones, que pese a la alícuota del 45 %, hasta la fecha después de la resolución 125 solo han recaudado un nivel del 22 %.


Simultáneamente el gobierno anuncia que también se pueden flexibilizar los reintegros a los pequeños productores, a cambio de no tocar la sacrosanta resolución 125 - 64/08. Y que ademas el proyecto de ley iría acompañado de una docena de otros proyectos a favor del campo, tratando de disimular así el intocable perro de las retenciones, poniéndolo en el medio de una jauría.


Este absurdo empecinamiento del gobierno, distrayendo incluso fondos del fisco para otorgárselos a los pequeños productores -que como se vio, no los recaudará- a los que previamente supuestamente esquilma con las retenciones; y el apurado intento de abrir la mano hacia otros sectores del campo, después de haberla tenido cerrada durante años, pone en evidencia que hay algo podrido en Dinamarca.


Que hay gato encerrado en las retenciones móviles, que en realidad fueron dictadas para salvar a las exportadoras de granos de las desafortunadas apuestas a futuro que realizaron el año pasado, mediante abultadísimas Declaraciones Juradas de Venta al Exterior ficticias, que luego la inusitada evolución en alza de los precios internacionales les jugó en contra.


¿COMO PUEDE SALIR EL CONGRESO DE LA TRAMPA 22 DE LOS KIRCHNERS?


Por arriba. Mediante recuperar su independencia y dignidad. Algo tan imposible como la resurrección de Lázaro, pero esta sin embargo una vez sucedió.


En tal sentido el Congreso Nacional podría recuperar la atribución, que Videla y Martínez de Hoz se la autodelegaron a ellos mismos, tras haber usurpado el Poder Ejecutivo. Por un mínimo de dignidad un Poder Ejecutivo democrático -que se declara respetuoso a ultranza de los Derechos Humanos- debería haber renunciado a esa facultad, que se la confirieron sujetos juzgados o encartados como criminales de lesa humanidad.


De esta manera el Congreso podría disponer del nivel de las retenciones en función del bien común y no en función de las necesidades de los exportadores de granos. Y arbitrar otras politicas para balancear los desequilibrios que en la actividad agropecuaria introduce la soja.


Si no se anima a tanto, podría al menos fijar topes para el ejercicio de ese poder delegado, disponiendo que el Ejecutivo no puede superarlos sin autorización expresa del Congreso, como sucede con otros impuestos. De esta manera el Ejecutivo estaría obligado a adecuar la resolución 125 - 64/08 a los topes fijados por el Congreso.


Por ultimo, si no quisieran contradecir tan frontalmente al Poder Ejecutivo, simplemente podría ratificar la resolución 125 - 64/08 , pero aclarando que conforme las disposiciones comunes del Código Aduanero (art. 737), la retenciones móviles deberán calcularse sobre el precio interno FAS, y no sobre el precio FOB internacional, como especifican dichas resoluciones a contrapelo del Código Aduanero.


De esta manera la actual retención del 45 % sobre el FOB, quedaría reducida al 31 % sobre el FOB, o sea a niveles aceptables para el campo; quedando así incluso un margen de un 4% o más, segun la extensión del cultivo, para que las provincias, a través de impuestos a los ingresos brutos, a la tenencia de la tierra, o a determinados cultivos, recuperen parte de su autonomía federal e impositiva.


Esta solución es la que propuse a la Sra. Presidenta de la Nación, por carta presentada el 22 de mayo pasado en la Mesa de Entrada de la Presidencia, donde denunciaba también las inconductas en la que estaba incurriendo su gobierno, con el evidente objeto de beneficiar a los grandes exportadores de granos con las retenciones móviles. En el adjunto está el texto completo de ella.



A título de chisme:


Marche una interna (junio 2006)


La imagen se titula: “Otra perla de Mario Cafiero”. Salió en la Prensa Obrera, el semanario del Partido de los Trabajadores Socialistas. Y reproduce la boleta de las elecciones internas del PJ bonaerense de 1997. Allí, el entonces candidato a diputado Cafiero –quien por estos días plantea la “autoconvocatoria de la izquierda”– aparece compartiendo la lista con Luis Patti, quien figura como candidato a intendente de Escobar.


No hay comentarios:

Latinoamerica // telesurtv.net

Instantáneas de "El Campo"