Últimas noticias

jueves, 3 de abril de 2008

En respuesta a un mail

Llegó un mail con un artículo de Fernando A. Iglesias. Diputado de la Coalición Cívica y autor de “Kirchner y yo”. La verdad es que nos indignó tanto que decidimos publicar una respuesta en el blog, para el que quiera leer a Iglesias tómese el laburo de ir a Perfil
Por dónde empezar a refutar toda esa mariconeada de la derecha golpista argentina que me mandaste.
Tal vez lo mejor sea empezar por entender que la ley de Abastecimiento se dictó durante el gobierno de Isabel no por casualidad, sino porque de la misma manera que hoy, el campo generó desabastecimiento, y en marzo del 76 (oh! sorpresa) estaban dando el golpe, los mismos de siempre, los que desde el 80 (1880) son los dueños del destino del país, los propietarios del latifundio que hasta Perón renunció a solucionar.
Podemos seguir por aclarar que para ser alguien que hace tantos años está con los derechos humanos es raro que el nombre de Fernando A. Iglesias no me suene ni como pariente de Julio Iglesias, y me permito entonces poner en tela de juicio una trayectoria que se auto-imputa y desde la cual lanza acusaciones a organizaciones con las que he compartido gran parte de mi vida, y aún suponiendo que eso hubiera sido así en un tiempo lejanísimo, hasta donde no alcanza mi memoria, es evidente que está bien lejos de aquél pasado (quebrado solíamos decirle en otros tiempos, que no sé si corresponden a éstos). Pero al margen de ello, que me parece una impostura, como la supuesta trayectoria democrática de Morales Solá o Ruiz Guiñazú que ocultan bien su pasado masserista, es clara su posición contra gobiernos populares como el de Venezuela, Ecuador o Bolivia.
Ese es para mí un buen parámetro. Por sus enemigos los conoceréis. Y al respecto es claro quiénes son los enemigos de Venezuela, y en este escándalo de la valija, todavía no está todo dicho. Tendríamos que saber un poco más de Antonioni, pero claro, si uno prefiere creerle a la justicia norteamericana, que no tiene problema en que su presidente avale la tortura, al FBI y a la CIA, es seguramente agua de otro molino o harina de otro costal (lástima que ya no hay, por los cortes de ruta), verdad?
Tengo una frase de los documentos de Santa Fe siempre presente. En ese ensayo escrito en el mismo infierno de la intelectualidad más fundamentalista de los EUA, se dice “El objeto de la guerra lo constituyen las mentes de la humanidad”, para eso aporta una serie de estrategias, entre ellas la captación de intelectuales en el patio trasero, su patio trasero, “su lado del mundo”, claro no se trata de simple literatura, los planes de desembarco en Panamá y Grenada fueron llevados a la práctica con rigurosa meticulosidad. La identificación de los grupos defensores de derechos humanos como enemigos y parte de la subversión interna, en un todo de acuerdo con la Doctrina de Seguridad Nacional, al punto de desarrollar todo un capítulo destinado a favorecer lo que denomina el “pluralismo ideológico de los derechos humanos”, que no es otra cosa que la versión americana de los derechos humanos, en la que abundan las profusas condenas a Cuba, la ex – URSS, y la ausencia total respecto de las propias en Irak, Guantánamo, y en países europeos que prestaron sus bases a lo largo del conflicto con Afganistán e Irak. La difusión de “su” visión de la democracia, en función de sus intereses y sus caprichos. Estos son los pilares del documento. Vienen a cuento porque se traslucen claramente en el discurso del amigo Iglesias, lo que me hace decir sin hesitaciones de ninguna naturaleza, que es un intelectual funcional a los intereses norteamericanos, tan funcional como Mariano Grondona, director histórico de la revista Visión (órgano oficial de propagandística intelectual norteamericanoide).
Ahora bien, debe escribir libros de puta madre, sin embargo este no es el caso, dado que se enreda tan poderosamente en la trampa de intentar ser ingenioso, que tanto derroche de ironía lo hace tortuoso hasta para el más leido y escribido.
Hasta aquí la lectura ideológica y estilística si se quiere del artículo.
Económicamente, las retenciones están fundadas en principios de justicia distributiva. La renta extraordinaria, renta que en la pampa húmeda no requiere de inversión alguna por parte del capitalista, sumada a la coyuntura internacional favorable, creada entre otras circunstancias por el tipo de cambio, que es sostenido y fomentado por el gobierno nacional, reclama por parte del estado una política de retenciones, que permiten además que los precios del mercado interno no se disparen a los internacionales, cosa que sucede en todas las economías que pretenden cuidar su mercado interno, unas lo cuidan con medidas proteccionistas a despecho de todos los enunciados neoliberales de OMC, que impulsan para el resto de los países del mundo, y otros utilizan las retenciones para que los costos internos y externos de los productos permitan que el mercado interno pueda acceder en condiciones más favorables a esos productos exportables.
Difícil es entender que haya quienes no siendo agroexportadores coincidan con ellos en el rechazo de las retenciones. Difícil y sospechoso, además.
El lock – out es una extorsión, que en sí es grave, más aún cuando se le agregan los cortes de ruta que impiden el desplazamiento de productos de consumo masivo, ocasionando pérdidas millonarias, y han provocado un desabastecimiento criminal. Sí, criminal, que afecta a los más pobres, porque los más ricos hacen acopio como siempre.
Requiere definitivamente años de diván la patología que implica apoyar medidas que ocasionan desabastecimiento e inflación como es el caso de los cortes de ruta, por parte de consumidores de a pie.
Da furia, asco, impotencia, ver como se pudren a la vera del camino las frutas y las verduras que faltan en el mercado, y que los nenes bonitos de sus piquetes pueden jugar con esos alimentos que para otros nenes no tan bonitos por pobres, negros y sucios son una necesidad insatisfecha. Da furia, asco, impotencia, que los mismos que condenan a D´Elía (el negro mercerario, según un respetable piquetero agroexportador) por “violento”, son los mismos que tiran miguelitos en la ruta para que no pasen camiones ni colectivos, que destrozan los camiones frigoríficos para que los productos lleguen arruinados, que sus lamentables retoños parásitos, que viven en la Capital Federal, con sólidos ahorros derivados de la soja, salgan a cacerolear vestidos de verde (color que no habrán elegido al azar, seguramente) junto a los chicos de Pando y Mujica, por la memoria completa, la vuelta de Videla, la ruptura de las relaciones con Venezuela y la renuncia de una presidenta recién electa. No son muy distintos a los patoteros de Cromagnon, que voltearon a Ibarra, para ponerlo a Macri. Coincidencia de metodologías, tal vez. Menem diría una casualidad permanente, nada más.
Que este gobierno tenga errores, es cierto, que haya personajes lamentables, es cierto. Pero lo más lamentable de todo es la oposición y los medios de empresa (y por supuesto los periodistas) que tienen intereses tan entreverados con el campo como que muchos son propietarios de extensísimos terrenos en distintos lugares del país, como Grondona (el inefable), Tinelli, y seguramente varios dueños y directivos de los mismos, lo que hace que la política editorial, y sus irresponsables colaboradores, hayan hecho de delincuentes comunes como el hijo dilecto de Gualeguaychú, De Angelis, héroes de la resistencia de los pequeños productores que se sientan junto con la SRA (la Rural, claro está), porque ya no serán gracias a la soja tan pequeños ni tan pobres, como los pobres chacareros que no pueden sacar su producción a los mercados por los piquetes paquetes.
No hay mayor infamia que culpar al gobierno del desabastecimiento, no hay mayor infamia que la de obligar a todos los productores, chacareros, lecheros y avícolas a acatar la medida tomada por los sojeros grandes y supuestamente chicos, que no tienen ni pizca de piedad para con el pueblo que tiene que soportar por su incomprensión e inflexibilidad góndolas vacías y sobreprecios.
Iglesias diputado de la CC, hace política con estropajo, lo discutible de este gobierno pasa por otro lado, que su líder arrebatada olvidó hace tiempo ya. Eran las cosas que decía cuando llevaba a Lovuolo de economista, que era partidario de las retenciones para redistribuir la renta extraordinaria del campo en un proyecto industrialista para sacar el país del atraso que implica el modelo decimonónico agroexportador, que hoy impulsa con Prat Gay, el presidente del Banco Central de De la Rúa, impuesto por FMI. Otra gran casualidad que Iglesias no tiene en cuenta en la larga lista de casualidades que se deja en el tintero de puro canchero nomás.
La verdad es que esta oposición impulsa al campo popular a unirse, la verdad es aún cuando uno no sea kirchnerista, este conato golpista impulsa a cerrar filas en defensa de las instituciones y de un gobierno que con errores es siempre mucho mejor que aquello que los radicales y “el campo” están dispuestos a poner en el gobierno, golpeando la puerta de los cuarteles como tienen costumbre ahora y siempre, por los siglos de los siglos, amén. Mirá vos que casualidad, en Rosario se juntó la derecha internacional, oh, qué será, qué será… como se huelen desde lejos a fuerza de tanto apestar a muerto y a asesino. No hace falta demasiado para darse cuenta que si nada conforma a los que hacen el lock – out, es evidente que el objetivo es otro, que provocar el desabastecimiento no es sólo un efecto indeseado de una medida desafortunada. Este empecinamiento total e irreductible de los dirigentes del campo y sus bastante exiguas bases, que no alcanzan a representar a todos los productores del país ni al “campo”, y su contrapartida de cacerolazo concheto en las calles de los barrios opulentos de la capital, hacen bastante evidente que las apetencias son ajenas a cualquier proyecto democrático. Desconocer esto es andar con antifaz, el mismo que te hacen usar en la cama solar.
Acerca de F. Iglesias pueden leer acá http://hipercritico.com/content/view/256/42/ y acá http://hipercritico.com/content/view/288/42/

No hay comentarios:

Latinoamerica // telesurtv.net

Instantáneas de "El Campo"