Ir al contenido principal

Según pasan los caños (aire fresco)

A partir de ahora, Darío colaborará con nosotros con algunos videos orientandos al jazz entre otros estilos, y teniendo al saxo como principal protagonista.

Gracias Pipi.

www.dariodolci.com.ar/

Michael Brecker, nació en el seno de una familia de músicos. Su padre era pianista y su hermano mayor, con el que después grabaría mas de un disco bajo la genérica formación de "Brecker Brothers", era un afamado trompetista. Antes de cumplir los veinte años, Michael, terminó sus estudios de clarinete y saxo alto y decidió adoptar el saxofón tenor como el instrumento que le acompañaría para siempre. Admirador de la música soul y el rock, cuando escuchó a John Coltrane, tuvo claro que el jazz sería su camino. Poseedor de una formidable técnica instrumental, se unió a la banda del pianista Horace Silver donde estuvo alrededor de un año.
En 1975, formo junto a su hermano, el trompetista, Randy Brecker, el grupo citado anteriormente con el que grabaron discos de una calidad muy alta. Su siguiente etapa fue con la banda de Steps Ahead y el vibrafonista, Mike Manieri. Ese grupo se convirtió en uno de los combos instrumentales mas importantes de los años ochenta. Dejó esa compañía a finales de la década y llevaba bajo el brazo, una bien ganada fama de músico eficaz y brillante. Sus melodías, inspiradas en la música funk, fueron imitadas por instrumentistas de su época. Después de triunfar por giras y conciertos, vuelve a tocar con su hermano dejando para la posteridad un magnifico álbum titulado: "Return of the Brecker Brothers".
Michael Brecker, se movió en diferentes direcciones en busca siempre de proyectos nuevos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡@#&#*!!!

"No sé en qué mierda están pensando los tipos de la Corte"... de esta manera nuestro querido Felipillo se suma a la lista de presidenciablesglamorosos.

Desde aquí colaboramos con esta nueva forma de hacer política aportando esta sugerencia:



La imagen es de aquí.

El mito de la discusión perdida

Lo veía a Andahazi en la edición de 678,  si muchachos, lamento mucho, pero no me flagelo viendo A dos toses ni en pedo. Lo veía, digo, repetir una y otra vez, intentando convencer, subyugar, doblegar a un Horacio González, que con calma solemne y estoicidad franciscana escuchaba, sin bajarle la mirada ni un instante, que la discusión estaba perdida.Sin embargo, bien se muestra que en todo caso podríamos hablar de tablas, puesto que el propuesto mártir de la “inquisición K”, eligió hacer un discurso moderado y no el de barricada neoliberal insoportable al que suele apelar, y terminar reconociendo el gesto de Cristina, enarcando la ceja ante los aplausos que sacó la sola mención de la primera mandataria. Habitaba en Andahazi, una especie de posesión demoníaca, digo, hay que ver que el devenir histórico de la derecha vernácula deba recurrir a él, en lugar de un Sebrelli o un Aguinis, o finalmente un siempre engolado, aunque ahora desbigotado, Asís. Y quería su victoria, para ofrecerla e…

Carlos Valenzuela, titular de Canal 4 Posadas denuncia penalmente a Mauricio Macri