Últimas noticias

jueves, 30 de abril de 2009

Aún no decidiste tu voto..?



Por si no lo vieron la Presidenta se refiere, luego del minuto 5, al diálogo entre el periodista Grondona y el Líder de la SRA que pueden ver al comienzo del video de abajo.

 

Para leer la contratapa de Feinmann hacé click acá

miércoles, 29 de abril de 2009

Memorias del 27 de abril

Llegó este mail a mi casilla, convegamos que muchas veces uno recibe un material despreciable, esas campañas pedorras alimentadas por la mediocridad del fowardeo indiscriminado y la zoncera de la clase media estupidizada por la cadena de la gente linda. Muchas veces nos hemos dedicado a desmenuzar ese tipo de correos, pero esta vez se trata de otra clase, algo que debemos compartir y tal vez, de alguna manera atesorar.

Recordemos que el 27 de abril de 1977, en la ciudad de La Plata, fue secuestrado por la criminal dictadura militar, el gran escritor y guionista de historietas reconocido y admirado en gran parte del mundo Héctor Germán Oesterheld desde entonces, uno más de los miles de desaparecidos y asesinados, al igual que sus cuatro hijas. Fue paseado por diversos centros de detención clandestinos. Algunos militantes se cruzaron con él y dieron testimonio de esto. Oesterheld tenía casi 60 años y se lo llamaba "El viejo". Estuvo detenido en Campo de Mayo, también en El Vesubio —una cárcel clandestina de La Tablada—, y en un sector de la subcomisaría de Villa lnsuperable conocido como Sheraton. Lo vieron con la cabeza vendada. Se cree que lo asesinaron en Mercedes. No se ha descubierto cuál fue su destino final ni se han hallado sus restos… Él y sus hijas Beatriz, Diana, Estela y Marina continúan hoy desaparecidas, como otros varios miles de argentinos.

MIGUEL EDUARDO LANDRO LAMOUREUX

martes, 28 de abril de 2009

Grave denuncia de la oposición

image

En conferencia de Prensa exclusiva para la cadena de la Gente Linda los candidatos EliSSa, Daisy y Bull dog, denunciaron una nueva maniobra kirchnerista para eliminar a los corpulentos líderes opositores con la reciente aparición de la epidemia declarada en EUA y Méjico.

EliSSa expresó que “este es un tiempo en que Dios demostrará nuestra fe, y saldremos indemnes de cruzar las aguas del Jordán, después que a mí sean entregadas las tablas de la ley, a fin de gobernar al pueblo con la ley de Dios”.

Bull dog por su parte entiende que “el meollo de la cuestión se centra en las visions polis de los kirchners que no han vistos claramentes que el modelos econoom neoliberals eshta en pleno desarrollos y que se puede shalir de la crisi mediante la contraccións del consumos y el ajuste en las cuentash publicash”

Daisy que escuchó atentamente las palabras de su referente y de su aliado en el Panradicalismo “ahora que se murió Raúl Ricardo somos todos hemanos” dijo que “en la provincia de Buenos Aires está claro que el kirchnerismo ha desplegado el aparato político – burocrático – administrativo – financiero, para hacer desembarcar en el territorio provincial una avanzada de características tales que harán que el GEN se encuentre en inferioridad de condiciones a la hora de disputar las candidaturas con otros panradicales no tan amigos, pero mucho menos consecuentes con los principios del radicalismo genéticamente correcto.”

lunes, 27 de abril de 2009

Cuando el árbol tapa el bosque

Jorge Bosque ex apoderado del Movimiento Vecinalista Provincial (MoVePro) fue denunciado por Manuel Covelo. Covelo argumenta que un fraude que se habría perpetrado en el MOVEPRO, le habría permitido a Mandarina presentarse como candidata a presidenta. ¡Que tal con la candidata permanente de la Colisión Cívica!

Mientras tanto EliSSa se encuentra en Washington, haciendo lo único que sabe hacer, además de pronosticar catástrofes, presentar denuncias, por el supuesto robo de boletas en las elecciones del 2007, aunque ya pasaron casi dos años desde el comicio. En lugar de disputar con Michetti, a la que arrugó de enfrentar en las elecciones porteñas autobajándose de la lista, para no quedar mal parada para las próximas elecciones, la candidata “a presidente” for ever and ever, decidió ir de gira al exterior.

image

domingo, 26 de abril de 2009

Un artículo de GABRIEL KESSLER

A propósito del excelente post de la compañera ambalivabal encontramos esta entrevista de Cristian Alarcón a Kessler, publicada en el Página y que reproducimos a continuación.

Sociología del miedo

–¿Cómo historiar el miedo en la Argentina?image

–Si uno parte de las percepciones que tiene la gente, la temporalidad de hoy es muy corta. O sea, las personas de distintas clases y grupos perciben que la inseguridad empezó hace como máximo una década. Lo interesante es que si uno mira encuestas que hay desde el comienzo de la democracia, desde el ’85 mostraban que el 50 por ciento de las personas temía ser asaltado en la calle. En el ’87 la violencia callejera ya aparece como una preocupación muy fuerte y hay una crítica a la política de Alfonsín contra los delitos. Es decir, en los primeros años de la democracia, cuando la imagen de hoy es que ésa fue una “época dorada” de la seguridad, ya aparece un temor al delito fuerte.

¿La memoria del inseguro es corta?

–Creo que distintos temas tienen temporalidades distintas. Si uno compara con la imagen mítica de la Argentina de clase media, la temporalidad es más alta: se remite a los ’50 o ’60. El sentimiento de seguridad siempre es retrospectivo; se va reconstruyendo. Cada época tiene nostalgias de la situación anterior. Lila Caimari cuenta que en los años ’30, cuando empiezan a aparecer los autos y las armas de asalto, la tecnología, se tenía cierta nostalgia de épocas más seguras

¿Qué cambia en las últimas dos décadas?

Los dos cambios fuertes son quién tiene miedo y a qué se tiene miedo. Lo central, si uno compara mediados de los ’80 y comienzos de los ’90, el cambio es que los hombres de clase media y media-alta comienzan a tener miedo. Hasta fines de los ’80, quienes más miedo tenían eran quienes vivían en los suburbios, las mujeres, los ancianos y los votantes de derecha, que en esa época era la UCeDé. No necesariamente añoraban la dictadura sino que se da un cruce de temor securitario e ideología de derecha, que es algo que veremos mucho después.

image¿Cómo fue calzando la percepción de la “inseguridad” con los discursos sobre la seguridad?

El temor ingresa a la agenda pública a partir de que lo expresan los hombres de mayores recursos. Claro que también en la medida que aumenta el número de víctimas, que es un dato ineludible. Por otro lado el discurso de los medios también cambia: deja atrás la época de los “casos”. Desde mediados de los ’80, en crímenes como los de Giubileo, Brian o Mustafá, aparece la figura de la mujer victimizada, o la niña abusada, que tienen algún tipo de relación con la dictadura. En ellos de algún modo más subrepticio aparece una reminiscencia de la dictadura. En algunos porque aparece lo que se llamaba la “mano de obra desocupada”: caso Sivak, Sánchez Reise. Y el otro porque eran crímenes que tenían que ver con poderes que se habían legitimado durante la dictadura, como la malversación de fondos o tráfico de órganos.

¿Por qué le parecen tan importantes esos casos policiales?

–Permanecen en la memoria colectiva. Es decir, hoy todavía cuando se habla de crímenes, no siempre el temor es a los pibes chorros. En el interior, en mujeres sobre todo de sectores populares, es miedo al poder. Miedo a “que te lleven y no te traigan”. Las mujeres desaparecidas de las redes de prostitución son un tema presente en la construcción del miedo. Pero en las ciudades donde hay poderes que se ven como más impunes, como difícilmente manejables, el temor es más fuerte. Esto complejiza la mirada más simple de la inseguridad ligada a la cuestión social.

¿Cómo juega el miedo a la propia institución policial?

–Eso es el primer escalón de algo que veo ahora que es un trabajo de resignificación sobre la dictadura militar que también afectó a los discursos más autoritarios. Es decir, queda una parte del discurso autoritario que hace una reivindicación de la dictadura, una lectura de la situación actual como parte de un clivaje eterno entre subversión y Nación, donde sobre todo la figura de Kirchner aparece alimentando esa dicotomía: se lo ve como un montonero, alguien que viene de un proceso que comienza en el ’73 con Cámpora. Pero también queda una parte del discurso autoritario donde no necesariamente hay una reivindicación de la dictadura sino un discurso centrado en una degradación sociomoral que no tiene salida, o sea sobre la cual ya no hay mucha vuelta atrás.

Usted analiza las narrativas del temor. ¿Existe una clasificación de esos relatos del miedo?

–Entre los más autoritarios hay, como explicaba, una que sería claramente un capítulo más de una lucha entre subversión y Nación. Pero otro muy temerario es el de la heterofobia: todo lo que es distinto a mí es peligroso. Ese discurso se encuentra en los sectores bajos y en sectores altos. En los sectores bajos, en la construcción de la alteridad con el vecino. Es peligroso porque tiene una moral distinta, porque es extranjero. Los llamo “los encerrados”, porque todo lo que es distinto al círculo íntimo es potencialmente peligroso. Algo similar se ve en los sectores altos, en el country, y en la Capital: desconfianza a la empleada doméstica porque no necesariamente me va a robar pero podría estar de acuerdo con alguien; desconfianza a los piqueteros, a los cartoneros. “Ahora hay gente que antes no existía”, dice una de mis entrevistadas. La degradación social genera nuevos sujetos que generan desconfianza: nuevos personajes en el espacio público que no estaban antes y que pueden bascular entre la legalidad y la ilegalidad, más a lo mejor por necesidad que por carácter. No se les adjudica a todos portación de armas, ni necesariamente un peligro. Para el temeroso no son quizás esencialmente riesgosos, pero hay un riesgo porque son la emergencia de un sujeto.

¿Qué siente la mayoría?image

–La mayoría de las narrativas están en un discurso securitario intermedio. Creo que algo central es que a veces las encuestas contribuyen a ver el temor como en una foto, como si el estado constante de una sociedad fuera el pánico. Que parte mayoritaria de la población diga que su primer problema es la inseguridad, o asegure sentirse insegura, no quiere decir que tengamos una población que viva en estado de pánico. A veces esa expresión tiene una intencionalidad política. Uno usa la encuesta para decir acá hay algo que no me gusta y quiero que esté en la agenda pública. El temor, como todo sentimiento, es oscilante, cambiante, tiene intensidades diversas, aparece, desaparece.

¿Cómo se mide la inseguridad?

–Oficialmente sólo se mide en lo que se llaman las encuestas de victimización, que tienen una continuidad bastante irregular. Desde el 2003 en adelante se hizo una pero aún no están los datos. La pregunta estandarizada mundialmente es: “¿Cuán seguro o inseguro se siente usted en la calle?”. Lo que se le critica es que es muy inespecífica. Cuanto menos específica la pregunta, más riesgosa. La tendencia mundial es preguntar cada vez más puntualmente a qué se teme, porque la gente no teme al delito en sí; teme a la violación, o lo que pase a su hijo, o que le roben las cosas. Cuanto más alto es el error más imagen de sociedades aterrorizadas se construye.

La radio habla de las “preocupaciones de la gente”.

–Es que también se mide lo que se llama “la preocupación”. Cuáles son los temas que le preocupan más. En general, temor y desempleo están siempre cabeza a cabeza primeros en la agenda pública. Luego se intenta medir “percepción de riesgo” y temor. Al trabajar en esas tres dimensiones se ve que muchos grupos son más fuertes en una de las tres. Por ejemplo, los varones de la clase media tienen mayor preocupación securitaria y menor percepción de riesgo. Los jóvenes también. Las personas con baja tasa de exposición, o sea que están poco en la calle, pueden tener mucha preocupación securitaria, mucho temor, y bajas probabilidades. Es necesario complejizar, porque si no las encuestas dan imágenes, en todo el mundo, muy altas. Evitar que esa imagen difusa se contamine de otras inseguridades que no tienen que ver con delito.

¿A qué se le tiene más miedo?

–Hay temores compartidos y otros que están cruzados por clase, por sexo, y por edad. Sin lugar a dudas, lo que está detrás de todo es el temor al ataque físico. Y lo que aparece muy fuerte es el temor al ataque sexual. Hicimos trabajos en distintas ciudades para ver cómo la escala poblacional influía en el tipo de temor. Lo interesante es que a cada escala poblacional hay una cultura local de seguridad. Para decirlo de una manera general, en el Gran Buenos Aires hay temor sobre todo a que te maten, en Capital Federal al robo violento. En Córdoba a que entren a tu casa y a que no se traslade la “inseguridad” del Gran Buenos Aires a Córdoba. En ciudades pequeñas, el robo de la casa mientras no están en ella. Y en pueblos o ciudades muy pequeñas, el robo de las gallinas. Es decir cada escala poblacional tiene un techo en sus temores.

¿Cada escala tiene conciencia del miedo de los otros?

–El miedo es, como todo sentimiento, esencialmente comparativo. Se compara con lo que había antes y con lo que debiera ser. Es decir, parte del temor en Buenos Aires es por la asociación de que antes esto era más seguro. Además existe un efecto comparativo espacial. En las ciudades pequeñas hay una clara sensación de que acá no es tan terrible como en otros lados. En un pueblo pequeño habían ido a la cabecera del partido, al foro de seguridad. Volvieron diciendo “esto es el paraíso, nosotros nos ponemos mal por el robo de una gallina y a ellos les secuestran y matan a los hijos”.

¿Cómo se percibe a Buenos Aires?

–Se percibe un área metropolitana sumamente violenta sobre todo por los canales de televisión. Y el temor de que ese delito vaya yéndose hacia el interior, porque los corre la policía, porque “acá la gente está menos avispada”, porque “allá cada vez va a haber menos oportunidades”. La hipótesis del “contagio” es muy fuerte. A mí me parece que eso como hipótesis tiene un riesgo muy fuerte de heterofobia, de un temor a todo lo desconocido. Parte del reaseguro de las ciudades más chicas es que “acá nos conocemos todos”.

image¿Qué factores propios del territorio influyen en la construcción del miedo?

–Es interesante cómo se generan los temores locales en distintos barrios, en distintas ciudades. A lo que se le teme en determinado momento está influido por un hecho local. En el GBA siempre hay un homicidio, una violación, algo que es contado, analizado, dicho. Es territorial en el sentido de que la víctima es del territorio. Luego aparecen las hipótesis: que si vino de afuera o vino de otro lado; en qué andaba, si fue una ajuste de cuentas, si fue una víctima inocente. Ese hecho tiene una impronta local fuerte que se articula con la agenda nacional. Hice trabajo de campo en el momento de los secuestros, y aun entre gente muy pobre el temor al secuestro estaba ahí flotando. La agenda de seguridad se construye de acuerdo con algunos hechos locales y a aquello que los medios pongan como el delito en la ola de inseguridad. Si no, el mayor temor debería ser la muerte en accidentes de tránsito, que comienza a estar en la agenda, pero durante años fue considerada una catástrofe natural.

¿La agenda de la seguridad está cambiando?

–Comienza a haber en ciertos sectores de la sociedad una conciencia de que vivimos con una agenda de seguridad muy estrecha, muy centrada en el microdelito urbano y con un claro corte de clase –joven, varón, morocho, de sectores marginalizados–. En muchos sectores aparece la inseguridad frente al transporte, los patovicas, la policía, el medio ambiente. Hay otros registros de la “inseguridad” a partir de la tragedia de Cromañón, la corrupción policial y la inseguridad vial. Falta entrar algunos temas fundamentales como delito de cuello blanco, fraude, corrupción, pero por lo menos se va corriendo la agenda del microdelito urbano y la cuestión social. Y si uno tiene una mirada hacia el interior, allí el temor al poder también forma parte de la agenda de seguridad.

¿Cómo son las regulaciones que se plantean en los sectores populares?

–Percibo nuevas formas de regulación local frente a lo que se había visto en algún momento como la emergencia del delito interno: que el vecino te robe. Eso generaba sentimientos encontrados. Es el hijo del vecino. Es alguien que conocés desde chico, que podría ser tu hijo. Cómo hacer la regulación cara a cara era algo muy fuerte. Si lo tengo que volver a ver, qué hago. Y luego, cómo hacer estrategias de seducción y de evitamiento con aquel que fue tu victimario el día anterior. Se generaban una serie de movimientos locales, pequeñas estrategias. En algunos casos los barrios encontraron formas de regulación local del temor interno. Desde formas más concertadas de acuerdos con los chicos, hasta formas más represivas con la ayuda de la policía o con justicieros locales, e ilegales, pero me da la impresión de que la idea es que ya no es un problema nuevo. En muchos casos la gente dice que está mejor que hace cinco años, o porque los echaron, o porque acordaron, o porque los metieron presos o porque murieron. Hubo distintas estrategias, regulaciones del espacio y el tiempo: por la derecha es seguro, salir por la izquierda no tanto; entrar a las ocho es seguro, pasada las ocho y media ya es inseguro. Hay una regulación mayor que da la supuesta sensación de seguridad que no es tal. Lo significativo es la ausencia del Estado en su versión democrática.

Los sectores populares logran tener menos miedo.

–Una de las cosas novedosas es que aun en los sectores bajos hay una desidentificación del delincuente, algo que ha analizado Rossana Reguillo. Trabajando con comerciantes en barrios populares aparece la idea de que cualquiera puede robarte. Ya no es solamente la imagen estereotipada de que el chico de gorrita va a robar.

¿Eso es bueno o malo?

–Contribuye por un lado a aumentar la inquietud frente a lo desconocido pero al mismo tiempo uno puede pensar que lo positivo es que reduce el estigma con algunas figuras. Se empieza a ver algo que los medios ayudan a construir de manera errónea, que es que la estética del pibe chorro es una estética de los jóvenes de sectores populares que no tiene nada que ver con el delito en sí mismo. Aumenta la inquietud pero ecualiza determinados prejuicios.

Usted fue el primero que habló del amateurismo en el delito juvenil. ¿Esto sigue así?

–Hay una heterogeneidad del delito. Hay pibes chorros que ya no son part-time, hay algunos que van y vuelven, otros que entraron en la carrera delictiva. Hay distintos grados de relación con lo ilegal. En el mismo delito juvenil hay una heterogeneidad de figuras que es propia de una época y de un aumento del delito. De la experiencia, de distintos vínculos con el poder y con la policía, con el mercado de trabajo. Todavía no tenemos del todo claro en la Argentina las distintas formas heterogéneas que tiene el delito.

¿Qué pasa con “jerarquías” delictivas?

Lo más importante para tener en cuenta en las políticas es poder sacarse de encima la idea del delito juvenil como indicador del delito en total. Hay investigaciones muy rigurosas que se hicieron sobre los jóvenes que muestran que cometer un delito en la juventud de ningún modo implica cometerlo en la adultez. Por eso la idea de la “carrera” de delincuente está totalmente cuestionada. Y eso ya obliga a cambiar las políticas. Eso obliga a trabajar fuerte antes de la judicialización. Porque si cometer un delito no obliga a ser delincuente toda la vida, entrar a los vericuetos de los circuitos de internación consolida: hace la profecía autorrealizada.

¿Cómo ve la comunidad al que delinque?

–Hay una cosa a favor que es la baja estigmatización que tiene el delito en las comunidades, que yo llamo lógica de provisiones. La posibilidad de alternar actividades legales e ilegales, la lógica de provisión, es aceptada, no segregada. Es aceptada aunque no deseada, por grupos de pares. Eso tiene algo positivo y es que permite más fácilmente estrategias comunitarias de integración

¿Se diferencia entre quienes manejan la violencia y quienes no?

–Aparecen distintas figuras. Una de ellas son los “pibes grandes”. Son aquellos que uno podría decir que están quizás entre acciones legales e ilegales, en la treintena, y la ventaja que se ve en ellos es que ya saben dosificar la violencia. No son los históricos.

¿Por sobre ellos quiénes están?

–La gente grande, o gente respetable. Gente del delito profesionalizado. Por encima los dinosaurios. Y por debajo los pibes chicos y los atrevidos. Estos últimos están muy cercanos, son los que pueden hacer cualquier cosa, no saben dosificar la violencia, muy parecidos a los “cachivaches” y los “mamarrachos”. Pero hay una zona intermedia de gente que aprendió, que sobrevivió y que aprendió a dosificar la violencia.

Cuya virtud sería saber regular la violencia...

–Mantener el barrio en paz, tener algún control sobre los de abajo. Y tener algún tipo de injerencia en la vida comunitaria local.

¿Qué pasa en esos lugares con quienes no han aprendido estas regulaciones?

–Me parece que una de las cuestiones interesantes es el peligro de estar aislado. En algunos lugares complicados estás protegido cuando tenés una cantidad más o menos respetable de vínculos que hacen que seas conocido, puedas negociar, recuperar lo robado, no vuelvas a ser victimizado. Que tengas algún tipo de “respeto” o “conocimiento”. En algunos lugares, quienes no tienen respeto o conocimiento como estrategia encierran a los hijos. Conocí chicos que ya habían llegado a la adolescencia o la primera adultez que tienen contados los días que habían salido a la calle. En ellos, más allá de los traumas que implica no salir, producía una nueva vulnerabilización. No ser visto como parte de las tramas locales, ser visto como un extraño en el mismo lugar donde se vive, o como alguien que desprecia los sectores locales, vulnerabiliza más.

martes, 21 de abril de 2009

La asociación mundial de radios comunitarias apoya proyecto oficial

EJES de Comunicación
MAIL REPORT
Asociación mundial de radios comunitarias apoya proyecto oficial
21/04/2009 14:59
Télam - Cable de Noticias

Buenos Aires, 21 de abril (Télam)
La Asociación Mundial de Radios Comunitarias para América Latina y el Caribe (AMARC-ALC) expresó su apoyo al proyecto oficial presentado de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y a la realización de los foros participativos para su discusión en distintas ciudades del país.
AMARC, a través de su Programa de Legislaciones y Derecho a la Comunicación, destacó el objetivo propuesto por el proyecto
presentado por el Poder Ejecutivo, para limitar la concentración
de medios y promover la diversidad y el pluralismo en proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en Argentina,
informaron en un comunicado.
"La Asociación Mundial de Radios Comunitarias para América
Latina y el Caribe expresa su beneplácito ante la reciente
presentación del Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación
Audiovisual en Argentina y la apertura a un proceso participativo de foros de discusión del texto proyectado", expresaron.
Además explicitaron que "el proyecto de ley tiene como
finalidad regular los servicios de comunicación audiovisual
(incluidos la radio y la TV abierta), y se presenta como una norma comentada que da cuenta de los argumentos y referencias a legislación comparada y recomendaciones del sistema interamericano de derechos humanos en los que se basan sus disposiciones".
Gustavo Gómez, director del Programa de Legislaciones y
Derecho a la Comunicación de AMARC-ALC, destacó que el texto del Ejecutivo argentino "toma sus aspectos fundamentales de una iniciativa ciudadana denominada '21 Puntos Básicos por el Derecho a la Comunicación' elaborado por la Coalición por una Radiodifusión Democrática, una organización integrada por más de un centenar de organizaciones e instituciones sociales, sindicales, académicas y profesionales de Argentina".
A través de su informe a la prensa AMARC-ALC destacó "la
mención expresa y permanente a la promoción de la diversidad y el pluralismo, así como la desconcentración y fomento de la
competencia como objetivos principales" del proyecto de Ley.
También afirmó que "comparte el enfoque predominante del
proyecto, pues está acorde con las mejores prácticas y
recomendaciones internacionales" y califica a los servicios de
comunicación audiovisual como actividades de interés público y de derecho fundamentales como el de expresión e información".
Gómez consideró que la aprobación del proyecto de Ley de
Servicios de Comunicación Audiovisual "significaría un avance en la democratización del sistema de medios en Argentina, el pleno ejercicio de la libertad de expresión y el derecho a la
información para todos sus habitantes".
Por último, el funcionario afirmó que AMARC considera "su
firme apoyo a la necesidad de establecer democráticamente una norma legal que reemplace a la Ley de Radiodifusión de la
dictadura" por considerla "ilegítima en su origen, discriminatoria
hacia los medios comunitarios y sin fines de lucro", "ha
favorecido la concentración de medios y resulta obsoleta ante las nuevas tecnologías y los desafíos de la Sociedad de la Información y el Conocimiento. (Télam)
gel-sr


Para ampliar o desgrabar solicite con el siguiente número: #17942292
Modificada: 21/04/2009 15:13
EJES de Comunicación Ejes de Comunicación | www.ejes.com | redaccion@ejes.com
Piedras N° 338 1° Piso Of. 10 Capital Federal | Línea rotativa (011) 4331-0550

lunes, 20 de abril de 2009

Fútbol para todos


En el clásico Boca-River del día de ayer hubo una coincidencia en ambas hinchadas, el pedido de poder ver los partidos sin pagar.
Se pudieron ver una bandera en cada hinchada, decían “El fútbol es de la gente y para todos” y “Clarín: El fútbol es una pasión no un curro”.

Por qué ver por tele este deporte masivo y tan popular es un privilegio de pocos?

Cambiemos esto, sumate y firmá el petitorio www.abramoslacancha.com

Obviamente el monopolio comunicacional no filmó las banderas, aunque si filmó al empresario y jefe de Gobierno de la CABA Mauricio Macri mirando el partido al igual que en el partido Argentina-Venezuela, su socio, el empresario multimedia Francisco De Narvaez fuera mostrado en tres oportunidades para lo cual el Colo habría invertido la friolera de 560.000 pesos, claro... con el estadio repleto, 8 millones de espectadores en todo el país y picos de 42 puntos de rating la suma parece estar bien invertida.
Cuánto habría pagado Mauri en el día de ayer?

domingo, 19 de abril de 2009

Incorrectos

Gaby, éste no duda y se la banca

Extractos de la entrevista a Jorge Rivas de Página 12 de Martín Piqué

image

Jorge Rivas está sentado en una silla de ruedas. Enfrente de él hay un escritorio de madera, sobre ella hay una computadora portátil abierta con un programa de reconocimiento alfabético que permite escribir eligiendo las letras con el mouse.
(…)
El 13 de noviembre de 2007 a la madrugada, Rivas fue asaltado y golpeado frente a una farmacia de Lomas de Zamora. La agresión lo dejó inconsciente. En la primera revisión, los médicos le diagnosticaron traumatismo de cráneo, asociado a hemorragia cerebral. Un año y cinco meses más tarde, Rivas está sentado en un departamento luminoso de Congreso dispuesto a contestar las preguntas de la entrevista con Página/12.

(…)

En una reciente nota de opinión escrita para un diario, hace dos meses, Rivas comparaba su vida con el relato homérico de Sísifo, condenado por los dioses a cargar con una roca cuesta arriba de una montaña. Aunque la roca siempre se caía antes de llegar a la cima, Sísifo no se desanimaba y lo intentaba otra vez. Quienes están cerca de Rivas dicen que su constancia no tiene nada que envidiarle al personaje mitológico de Homero. “Quiero volver a hacer varias cosas. Sé que algunas son a largo plazo y estoy trabajando para ellas. Otras son más inmediatas, como hacer política. Creo que éste es un momento fenomenal para hacerla, dice Rivas.

(…)

La visión aldeana

Rivas está acompañado por dos de sus compañeros de siempre: el diputado Ariel Basteiro y el secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, Oscar González. Los tres son de origen gallego, los tres son socialistas desde muy jóvenes. Rivas fue presidente del Partido Socialista de la provincia de Buenos Aires, a mediados de 2007 fue artífice de la incorporación del PS bonaerense a la coalición que postulaba a Cristina Fernández como presidenta. El acercamiento sacudió al socialismo. Basteiro y González fueron acusados por el Tribunal de Disciplina, por colaborar con el kirchnerismo desde el Gobierno y el Parlamento. El Tribunal pidió la expulsión de ambos, la resolución se conocerá en el próximo congreso partidario. Rivas es muy crítico con esa medida, de la que responsabiliza a “la facción” que encabeza el partido a nivel nacional. El presidente es el senador santafesino Rubén Giustiniani. Rivas define a la línea dominante en el partido como “socialismo radical”.

–¿Cómo tomó la decisión de la conducción del Partido Socialista de expulsar a los afiliados que siguen en el Gobierno?

–Por supuesto que mal, no tanto por las expulsiones de los amigos, que como toda decisión grotesca mueve a risa y esconde una mediocridad triste. Además, porque esa decisión rompe la mejor tradición de respeto a la diversidad y a la horizontalidad. Las diferencias políticas se resuelven debatiendo y no con un manual de disciplina. El paradigma del orden es para la Iglesia y las dictaduras, no para el Partido Socialista en tanto partido democrático.

–¿Cuál fue su evaluación del conflicto por las retenciones y del papel que jugaron el Partido Socialista y Hermes Binner a lo largo del debate?

–El proyecto que envió el Ejecutivo al Congreso no sólo era y es aún hoy votable, sino reivindicable, ya que lo que subyacía es si debe o no intervenir el Estado en la economía y cómo se distribuye el excedente concentrado fundamentalmente en los grandes exportadores. También nos permite debatir quién y por qué debe financiar el gasto social en nuestro país, debatiendo, como debe ser, la pobreza junto a la riqueza, dándole vida a aquella maravillosa frase de Juan B. Justo: “Si en el banquete de la vida no hay lugar para todos es porque algunos ocupan demasiado lugar”. Perdimos una buena oportunidad de acomodarnos mejor a la mesa. No se comunicó bien, el diablo metió la cola, la derecha vio la hendija y se defendió bien y el Gobierno paga costos por una medida claramente de avanzada. En cuanto a esa parte del PS, para variar, está desorientada y hace rato que no encuentra el norte. Binner privilegia la cuestión electoralista y tiene una visión aldeana por sobre la cuestión nacional, que es cómo es distribuir la riqueza. Allá él.

–¿Usted cree que los actuales dirigentes del Partido Socialista traicionaron las banderas partidarias o la historia del socialismo en la Argentina da para todo?

–Pienso que hacen una lectura muy equivocada de la etapa.

–Es posible que en Diputados, cuando usted haya vuelto a asumir la banca, la oposición presione para tratar en el recinto la eliminación de las retenciones? ¿Qué hará usted si llega ese momento?

–Le adelanto que estoy a favor de las retenciones.

–¿Qué le parece que Julio Cobos haga campaña contra el candidato del Frente para la Victoria en Corrientes?

–Le aclaro que tengo aprecio personal por Julio Cobos, pero creo que desde la madrugada del voto no positivo con madrugada incluida, no paró de cometer errores concatenados, quizás el último haya sido volver a la casita de los viejos. Y lo de Corrientes tienes que inventariarlo entre los errores.

–¿La coalición entre Binner, Cobos y la Coalición Cívica puede llegar a ganar la presidencia en 2011?

–Creo que no tienen destino.

–¿Por qué?

–Porque lo único que los mueve es su vocación lúdica de ganar, pero no hay programa de reformas, al menos que se conozcan.

–En uno de sus últimos escritos, usted dijo que la política actual se caracteriza por la falta de rebeldía juvenil. ¿Cree que es necesaria mayor participación de los jóvenes? ¿Falta mayor rebeldía?

–A los jóvenes les faltan espacios alternativas de participación. La juventud está en todos los partidos pero muy oligarquizada. Falta horizontalidad. Creo que los jóvenes lo van a cambiar.

–¿Qué piensa de la candidatura del intendente de Morón, Martín Sabbatella?

–Es un buen amigo, y creo que es bueno que haga su experiencia.

Políticas preventivas

(…)

–El crimen de Capristo impulsó los reclamos de que se sancione una ley penal juvenil. Una normativa que incorpore a los menores de 14 años al régimen penal: con un fiscal, un abogado defensor y un juez. Hoy los menores que cometen delitos son juzgados según el régimen tutelar y se los recluye en institutos. ¿Es necesario impulsar una nueva ley?

–No es la solución a la inseguridad judicializar a los menores.

–Eugenio Zaffaroni, Daniel Scioli y el propio Kirchner ya se pronunciaron a favor de sancionar una nueva ley penal juvenil.

–Realmente habría que ver el proyecto para opinar seriamente. Pero no tengo dudas de que por ahí no pasa la solución.

–¿Y por dónde pasa la solución?

–Las causas son múltiples, la solución más fuerte es la integración con igualdad.

–Francisco de Narváez está haciendo campaña, centralmente, con el reclamo de mayor seguridad. En los últimos dos meses, la mayoría de las encuestas coincidió en que De Narváez había subido en las encuestas. ¿Qué tanto puede crecer una propuesta política organizada en torno a la inseguridad?

–Por respeto a las víctimas, me parece infame usar ese tema electoralmente. Además, ¿quién le puede creer al señor del marisco tatuado que le interesa realmente la inseguridad del pueblo?

(…)

La dinámica de los tiempos

(…)

–¿La Argentina está en las puertas de una restauración conservadora?

–No creo. Aunque convengamos que lo que se visualiza en el escenario político como oposición o como alternativa está claramente a la derecha del Gobierno. Y si así fuera sería una catástrofe para el campo popular y de la izquierda democrática porque significaría debilitar nuevamente una histórica posibilidad de hacer cambios profundos e implicaría un enorme retroceso social. Volveríamos a vivir paradigmas que suponemos superados. Por eso la elección próxima legislativa adquiere gran relieve: no es poca cosa saber si vamos a contar con la fuerza determinante en el Congreso para profundizar los cambios o retroceder, ya que la dinámica de los tiempos no dejan lugar para mesetas.

–¿La derecha ha tomado la iniciativa?

–La derecha está agazapada y tiene actores muy influyentes para penetrar en el tejido social. Está siempre lista para explotar políticamente cualquier contradicción. Y ya hemos visto cómo se comportan cuando se trata de defender sus privilegios. De todas maneras, van a volver a tomar la iniciativa sólo si lo permitimos y yo estoy convencido de que la enorme mayoría va a leer bien la etapa y va a votar en consecuencia.

–¿Ya empezó la etapa poskirchnerista?

–En tanto etapa de transformaciones, por supuesto que no. Una de nuestras tareas es precisamente sumar masa crítica para ayudar a que las transformaciones no se detengan y se den a un ritmo más acelerado porque somos conscientes de que aún existe desigualdad fenomenal.

(…)

–Usted es bonaerense, ¿qué le parece una posible candidatura de Daniel Scioli a diputado?

–El socialismo de la provincia de Buenos Aires integra un frente con el PJ y otras fuerzas y el PJ va a elegir sus candidatos, nosotros ya elegimos los nuestros democráticamente. De todos modos, si me dejo llevar por las encuestas, como decimos en el barrio, Scioli es un jugador que todos queremos en nuestro equipo. Y el gesto de que siendo gobernador juegue anunciándole de antemano a la ciudadanía que lo hace testimonialmente para apoyar el proyecto nacional es fuerte y da una noción de la importancia de la elección.

–¿Qué opina del debate por la Ley de Radiodifusión?

–Creo que es muy oportuno sancionar una nueva ley y terminar con la herencia de la dictadura y sobre el enfrentamiento de algunos medios con el Gobierno creo que ya es grosero y subestima a su público.

–¿Argentina está en recesión, o como dice Kirchner ya hay signos de reactivación económica?

–Para que le tratemos de dar dimensión le doy un solo ejemplo, el de un país al que hace algún tiempo íbamos a buscar trabajo. Leía un informe objetivo que arroja el escalofriante dato de que en España se espera para fin de año una tasa de desempleo del 30 por ciento, con el saldo y las consecuencias que los argentinos conocimos. Vayamos por más pero cuidemos lo que se ha conseguido económicamente en estos años. El mundo está atravesando problemas serios, que nos afectan como parte de él. Veo signos de cierta sana autonomía producto de un mayor consumo interno. Si bien es una especialidad de la casa dilapidar oportunidades, seamos esta vez serios y profundicemos la tenue reactivación que se balbucea.

sábado, 18 de abril de 2009

Radicales .0, radicales .1 y radicales recharged files

 sobreexpulSe desarrolló la convención radical, que contó la presencia de Carrió y la ausencia de Cobos. Unos días antes el Tribunal de Estética había reincorporado al hijo pródigo, lo que le restó  espectacularidad a la Convención de Mardel (adivinen quién es de allá, piensen que les regalamos unas boletas del 83, cuando la UCR no olía a bosta de vaca), por lo cual para darle el clima adecuado se debió recurrir a una desenfrenada necrofilia. Mientras cantaban “volveremos como en el 83” se vendían llaveros con la cara de Alfonsín, créalo o no.llavero

Entre idas y vueltas Elissa decidió que va ella de candidata y lo deja al flojo de Prat (y solo Prat, porque no queremos que nos denuncien al INADI) a quien no lo vota ni la madre. Esto de que me voy no vuelvo nunca más a ser candidata no se cumple jamás, pasa igual con todas las catástrofes que pronostica, los huracanes terminan en esta tibia brisa que todavía no permite que el verano se vaya. Elissa te lo pedimos alguna vez por favor cumplí, alguna promesa de campaña.

Y pese a que Morales insiste en que el avispero no está revuelto desde la tierra de Cobos, el intendente de la ciudad ataca de nuevo.

 

Actualización 0.1.1: Para seguir agitando el avispero resulta que Mugnolo dice que Rico apoya a Moreau, ¿le esperará a Moreau el mismo destino de expulsado de por vida y readmitido de Cobos si es cierto que recibió apoyo extrapartidario'?

Actualización 0.1.2: Siguen sin saber quién es de Mardel, además de Katz.

Apología de la horda 1

Importan dos maneras de concebir el mundo.
una, salvarse solo,

arrojar ciegamente los demás de la balsa

y la otra,

un destino de salvarse con todos,

comprometer la vida hasta el último náufrago...

Hay un niño en la calle.

Armando Tejada Gómez

La violenta agresión al Fiscal Enrique Lazzari y al Secretario de Seguridad municipal Reynaldo Simone debería ponernos a reflexionar sobre el tipo de sociedad que estamos creando o permitiendo crear. No es la indignación lo que mueve a la "gente" o al menos no simplemente indignación, es una clase de fenómeno de masas por el cual los integrantes del grupo se potencian unos a otros para realizar un acto de salvajismo, alimentados además por la morbosidad de las cámaras de televisión y los flashes de los fotógrafos.

Fenómenos de esta naturaleza se vienen repitiendo desde un tiempo incontable hasta la fecha, cuando el movilero coloca el micrófono ante la víctima o sus familiares generalmente presas de una gran conmoción, la cámara se lo traga, se alimenta, el movilero persiste en la búsqueda de alguna respuesta grotesca, hija del dolor y del odio, hasta que su ingenua presa, acorralada se entrega y ofrece lo que el movilero fue a cazar, morbo fresco, caliente, directo al sistema límbico de la tribuna que espera ansiosa.

Es necesario comprender que el humanismo y los avances socio-culturales son un estadio de evolución, una búsqueda incesante y frágil por asegurarnos una existencia más racional, más benéfica para el conjunto de la sociedad, lo que nos ha llevado al progresivo reconocimiento de derechos, la eliminación de discriminaciones, etc. Esto no implica sostener una visión hobbesiana de la sociedad, al contrario es natural la tendencia al bienestar, pero esa tendencia puede ser estimulada en uno u otro sentido, infringiéndonos la idea de que nuestra supervivencia exige el sacrificio de otros, o entendiendo que cuanta más cooperación entre unos y otros establezcamos tenemos más oportunidades de vivir mejor. La cultura no es un universo homogéneo y una y otra visión se posicionan a lo largo de la historia en distintas corrientes y encarnan a veces muy cruelmente en alguna filosofía, ideología, tendencia o partido, como en el darwinismo social o el nazismo. Hay sin embargo formas larvadas, sombras de sombras que amenazan desde algunos rincones, resabios de un remoto pasado, a veces no tan remoto.

Vimos fuertemente con el conflicto del campo desarrollarse desde los medios una línea de pensamiento, pretendidamente objetiva, que sin embargo traslucía esta visión, esta lógica individualista y primitiva, este sentido común que formatea el pensamiento de vastos sectores de la población, que se tradujo en frases imborrables como "se va la gente llegan los piqueteros".

Asistimos a la estrategia de desenpolvar viejas reliquias decimonónicas con la pretensión de la patronal rural de ser el bastión de la economía y la nacionalidad argentina, el mito del "granero del mundo", la exaltación del gaucho y el chacarero, figuras que en la verdadera historia, no la ficcionada de la Mesa de Enlace, fueron sujetos marginados y perseguidos por el poder que encarnaban los dueños del latifundio, padres y fundadores de la SRA.

Después de la caída de la 125, merced al voto no positivo del vicepresidente, acto que no debe tener precedentes, ya que la renuncia de Chacho Álvarez fue infinitamente más digna, el objetivo de los medios se centró en el tema de la inseguridad. Allí la repetición juega un papel central, un homicidio, por obra y gracia del switcher master se convierte en 50, una violación (el delito que más rinde a la hora de manipular, por afectar la esfera de la libertad sexual) se transforma en 100, el miedo se multiplica exponencialmente y con el miedo, el micrófono se regodea en un festival de expresiones bárbaras, atolondradas, insalubres para cualquier estado de derecho, que no merecen ni la más mínima reprobación por parte del periodista o del comentarista, porque las exculpa el dolor de una pérdida, sin embargo ni al movilero ni al que se encuentra en el piso los afecta esa excusa, ni al que escribe la crónica en su despacho frío y distante, ni al que horas más tarde o días después se le pide una reflexión sobre el hecho. Ahí no hay pasión hay especulación.

viernes, 17 de abril de 2009

Un mal día

Un día no positivo el de ayer, tuve un intenso intercambio de mails con una persona conocida que al mismo tiempo que me comenta que no está bien me manda cadenas de mails que dicen que "esa mujer" se compra "su" ropa con "mi" plata que "me" sacó "a mí" (la que tenía ahorrada en "su" (?) Afjp, de la cual no hubiese podido disponer si hubiese querido). A ese nivel amigos! con ese grado de irracionalidad, cómo se puede discutir entonces? como soy terca en estos casos y si me la sigue se la voy a seguir, y así fue...
Me preguntaba cómo se gobierna un país cuya población pareciera estar a la derecha de su gobierno?

Bué, al ver la tele no me fue mejor, la cadena interminable de vecinos indignados por el hecho ocurrido en Valentín Alsina no cesó ni aún entrada la noche, me quedé pensando cómo se comienza a solucionar esto sin que sea por derecha... evidentemente hay que accionar, por eso me parecieron acertadas las declaraciones de Néstor (sigue aquí) de ayer, no hay que regalarle el tema a la derecha.

Comparto este artículo:

La “fuerte ola de inseguridad” que en los últimos tiempos dicen que se extiende, en Argentina, se cobró una nueva víctima.

En un clima enrarecido a pocos días de unas elecciones legislativas tan feroces como no se hubo visto hasta el momento, el discurso de la “inseguridad” toma fuerzas.

Por un lado la aparición de “mesías importados” de Colombia, por otro, la instigación a partir de los medios de información orales y escritos trabajando incesantemente por la baja de imputabilidad de la edad de los menores llevándola a partir de los 14 años y ahora, justamente, un menor de 14 años comete un crimen repudiable que me pregunto si no será programado…

El crimen se produjo en la provincia de Buenos Aires, en Lanús, zona sur del conurbano bonaerense, precisamente en la populosa barriada de Valentín Alsina. Cuna de nacimiento y militancia de quien fuera intendente de Lanús, el “chatarrero” Manuel Quindimil, histórico bastión del peronismo, dueño de una cintura envidiable capaz de situarlo como enemigo político de un candidato a presidente, pero que una vez en el poder habría de contar con “todo el apoyo político necesario” de Manolo.

El asesinato de un hombre produjo una “mini rebelión de clase media” como impecablemente describiera los sucesos de hace pocas horas el compañero Carlos Dilitio, en un momento muy puntual de la Argentina.

Nuevamente la histeria de la clase media bonaerense irrumpió en escena, los medios se aglutinaron en el lugar de los hechos y mostraban a los exaltados “justicieros” rompiendo la cara del fiscal que se acercó, ante los sucesos, al domicilio de los afectados; rompiendo la cara también de un miembro de la intendencia municipal hoy dirigida por Darío Díaz Pérez, así como los vidrios de los patrulleros y el amague de linchamiento al asesino.

Ante la presencia del funcionario municipal golpeado, todas las voces se hicieron una: “Darío, hijo de *, la * que te parió”.

Un periodista pudo hablar con algunos vecinos que aseguraron que una parte residual del aparato “manolista” aprovechó la situación, partidizando el tema.

El vecino además explicó que muchos de los presentes que se mostraban indignados eran nada más ni nada menos que los conocidos como “transas” o sea, los vendedores de droga de la zona que tienen su base de operaciones en la plaza sita en la avenida Perón y Paso de Burgos, frente a la Iglesia San Juan Bautista, a pocas cuadras del escenario del crimen.

Hace muchos años que allí se comercializa la droga, miembros de la familia Quindimil, nieto, sobrino, están vinculados a ese sucio negocio y quienes “trabajan” para ellos gozan de una impunidad sin límites, bastaría con recorrer la zona para encontrar el negocio en plena actividad.

Los fines de semana multitud de jóvenes se aglutina en la plaza mencionada mientras otros desfilan en autos carísimos, motos importadas de alta cilindrada, ciclomotores, muchos de esos conducidos por menores, con música a altísimo volumen y patrulleros de la comisaría 3° haciendo sonar sus sirenas, compartiendo el momento de jolgorio juvenil, mientras el “negocio” se desarrolla con total normalidad en el mismo lugar.

Ahora la “desgracia” les tocó de cerca, esta mañana los medios mostraban a una señora declarándose “cristiana” por lo tanto no estar de acuerdo con la pena de muerte, “simplemente” pedía que al asesino “lo mutilen de a poco, que le corten un brazo, después una pierna, que lo vayan cortando de a pedacitos para que sufra, porque como cristiana se que la muerte es una bendición, un regalo de Dios, que no merecen los asesinos” (sic).

¿No estamos acá frente a una histérica apología del horror? Atención con esto que no es un detalle menor.

Otro vecino preguntó ¿“por qué a nosotros no nos cuidan, por qué solo cuidan a los piqueteros”? ignorancia funcional que olvida que a los piqueteros jamás se los cuidó sino que hasta se los fusiló, encarceló, procesó y persiguió, desde sus inicios como organizaciones de masas.

Los mismos vecinos – hoy es tema central el crimen de Valentín Alsina- están convocando a una marcha para esta tarde.

Marcha contra la inseguridad porque “nos están matando como hormigas” y aclarando que “a nosotros no nos importa un carajo el dengue, nosotros queremos seguridad, que no nos maten más”.

Del tema droga como instigador puntual, ni se habla. Los “transas” continúan su tarea, ahora pidiendo “seguridad”, no existe juez, fiscal, comisario ni pelagatos alguno que se aboque a reclamar el fin de ese negocio que mueve millones y aniquila a tantos jóvenes, a la vez que provoca todo tipo de delito.

Siempre se corta el hilo por lomás delgado, en este y en todos los municipios. El discurso de la seguridad se instala con fuerza, Francisco De Narváez, el primer extranjero –colombiano- “naturalizado” argentino para poder militar en política, asegura que él puede acabar con la inseguridad, para ello sólo hay que acompañarlo. Y yo sinceramente creo que sí, que puede acabar con muchas cosas…

Y lo peor de todo es que los hechos que se van sucediendo día a día, sin dudas lo acercan a su proyecto que intuyo y sin temor a equivocarme,que es un proyecto de exterminio social.

En marzo se realizó una llamada Marcha contra la Inseguridad, que contó con la presencia y oratoria “impecable”, entre otras, del rabino Bergman, quién elaboró un discurso terrorífico invitando a los jóvenes a la resistencia civil, imperdonable para un miembro de la comunidad religiosa. Esa marcha convocada fue nazi-fascista rotunda, repudiable, respondía a los esquemas elaborados con fines políticos innegablemente “derechos”.

Argentina marcha hacia una larga y triste noche de espanto, que por favor la cordura aparezca, que alguien tome la decisión política necesaria para que se pueda instruir a la parte del pueblo idiotizado y contaminado por proyectos elaborados que sólo traerán más delincuencia y más espanto.

Desde el poder es hora de dejar los discursos ambiguos, la derecha avanza, se une, ¡¡¡dense cuenta que trabaja coordinada de adentro y de afuera!!!.

Es hora de tomar posicionamientos claros, terminar con la flojera política, acabar de coquetear con la derecha y con la izquierda porque la primera ya sabemos qué representa para el pueblo.

Presten atención que tenemos al monstruo a la vuelta de la esquina. Y ese sí que sabe, está muy seguro de qué es lo que pretende y está dando señales clarísimas.

No detener este avance macabro es convertirse en cómplice de lo que vendrá, la historia sabrá dar cuentas de los actos que se cometan pero también dará cuenta de los que no.

Ingrid Storgen.

jueves, 16 de abril de 2009

Grandes Tintorerías Michetti

Tenemos por un lado a Silvina Michetti, presidente Ejecutiva de 5 à Sec Argentina y hermana de Gabriela Michetti, vicejefa de Gobierno de la CABA.

Licenciada en Historia por la Universidad de Buenos Aires, y con un posgrado en Desarrollo Directivo en el IAE. Trabajó en el laboratorio de productos medicinales Vannier, durante dos años. Luego colaboró en la elaboración del business plan de 5 a Sec Argentina. Encabezó el start-up de la marca, y diseñó la estrategia de organización interna, negociación con hipermercados, creación de créditos para franquiciados y coordinación de las gerencias de franquicia y la gerencia de locales, teniendo a su cargo unas 150 personas. Desde principios de 2001 está abocada al desarrollo de 5 à Sec en América Latina, logrando comercializar en seis meses licencias en Chile, Méjico y Puerto Rico.

Y por otro lado a la ley nº 1727 sancionada en el 2005 y reglamentada en el 2007 que regula todo lo referente a las tintorerías, aunque el control de las mismas pareciera tener una excepción:
"Es llamativo que la única cadena de nuestra actividad que nos impide ejercer la protección de nuestros trabajadores y la defensa de sus derechos, sea una empresa probadamente ligada de manera familiar a una persona que ocupa un lugar central en el gobierno de la Ciudad", señaló el titular del Sindicato de Tintoreros Pandolfi al diario Crónica y agregó que los propios representantes del área laboral de ese gobierno fueron quienes les anunciaron en septiembre que las inspecciones se paraban "por orden de arriba".


Pareciera que es muy pro favorecer a esta gran empresa en desmedro de las pequeñas tintorerías familiares tradicionalmente japonesas pues muchas de ellas han cerrado sus puertas.

Pasen por este post de Kana que está en el tema y aporta mucha data.

Nunca más apropiado el refrán: "Los trapos sucios se lavan en casa".

miércoles, 15 de abril de 2009

La ley de Radiodifusión sienta precedente en el mundo según la ONU

image El relator Especial de las Naciones Unidas para la Libertad de Expresión, Frank La Rue, felicitó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por propiciar el proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisuales y aseguró "es una buena iniciativa y que sienta un buen precedente no solamente para América Latina sino para el mundo entero”.

En una entrevista al programa ALER Contacto Sur, que emite el sistema satelital del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), La Rue afirmó: "Yo personalmente felicito la iniciativa de la presidenta Kirchner, creo que es una buena iniciativa y que sienta un buen precedente no solamente para América Latina sino para el mundo entero”.

Señaló que "una de nuestras prioridades es ver el tema de la libertad de expresión desde una óptica distinta y no desde una óptica comercial mercantilista que se ha planteado".

Afirmó que "muchos de los medios de comunicación son un negocio legítimo y nosotros no tenemos ningún problema con eso", pero aclaró que "el Estado debe garantizar el pluralismo en el acceso a los medios de comunicación".

"En todo Estado puede haber medios comerciales y concesiones tanto de radio como televisión, u otros mecanismos de comunicación para fines comerciales y debe haber un segmento, una tercera parte, para usos comunitarios no lucrativos para beneficio comunitario, y un tercer segmento de radio y televisión pública", sostuvo La Rue, de origen guatemalteco.

"Creo que debería existir una ley no solo para radios comunitarias, que es lo que se está planteando en nuestra querida Guatemala, sino que debería ser como la aproximación de la presidenta Kirchner en el sentido de una ley de Radiodifusión que abarque los tres sectores: la transmisión comercial, la social, y la pública", insistió.

Destacó también que "es importante generar un marco legal que garanticen los tres aspectos de comunicación por parte de los estados" y reiteró que "si la propuesta argentina es producto del consenso de varios sectores puede ser un buen ejemplo para varios países, un buen precedente".

"Parte del derecho a ser informado de la población es el derecho a tener una pluralidad de opiniones y diversidad de visiones", consideró La Rue, quien expresó que "los monopolios atentan contra el acceso a la información, la libertad de información y la libertad de expresión de los pueblos". "Efectivamente es una obligación de todos los gobiernos y regimenes, combatir los monopolios”, concluyó La Rue.

Fuente Telam

Actualización: Polycarpo nos pasó el audio, pasen y vean, digo escuchen, che.

martes, 14 de abril de 2009

Retenciones, el regreso.

Como vemos acá a solo 3 (tres) días del festejo con champaña por la no aprobación de la resolución 125, nuestro amigazo desabastecedor ya había empezado a manifestar lo que sabíamos de antemano: la res. 125 verdaderamente favorecía a los productores más chicos que él dice representar, dando paso así a una interminable cadena de pedidos al gno. que finalmente terminó por agotar hasta a los mismos productores, con la estrategia de "nada alcanza".

Ahora ante el pedido de la corporación agropecuaria de tratar en el Congreso el tema núcleo del conflicto, las retenciones, el diputado Cantero presentará un proyecto de retenciones móviles y segmentadas, al que se le suma un fondo anticrisis para el sector, la info más completa aquí.

Esperemos que se pueda debatir con racionalidad el tema, que la ley salga beneficiando a ese campo invisible que no es precisamente el de la mesa de enlace, y de paso que se empiecen a evaluar estos temas.

Veremos también como se posicionan los actores políticos ubicados en la centroizquierda que el año pasado jugaron en contra del gno., al respecto me llamó la atención la poca repercusión que tuvieron estos dichos "...el ingeniero agrónomo e historiador Alberto Lapolla contó que el año pasado, cuando se discutía la posición de Proyecto Sur sobre la resolución 125 de retenciones móviles, el dirigente del Partido Socialista Auténtico Daniel Abrantes, dijo que no podían apoyar el proyecto del gobierno, porque la Federación Agraria pagó la campaña presidencial de Pino Solanas." Será?.

lunes, 13 de abril de 2009

Sobre el constitucionalista de TN

El abogado constitucionalista Félix Loñ, que tiene un puesto permanente en TN y el grupo Clarín para criticar al gobierno: Elecciones, Blanqueo de capitales, retenciones, etc. es presidente de la Asociación de Derechos Civiles (ADC) (amicus curiae de Perfil, entre otros méritos) y director del Área Institucional y Gobierno de la Fundación Poder Ciudadano (y acá), fue, además, asesor del Senador Ricardo Gómez Diez, del Partido Propuesta Salteña, una escisión del Partido Renovador de Salta, aunque el distinguido senador hoy sea parte del PRO.

Dicho partido llevó de gobernador a Roberto Augusto Ulloa (1991 – 1995), Gómez Diez era su vice-gobernador. Ulloa recientemente debió enfrentar acusaciones por la causa Fronda y el caso Bustos, hechos que sucedieron durante su gobernación en plena dictadura militar.

Aparentemente el destacado jurista no estaría al tanto de los negocios de Romero y Gómez Diez, pese a sus aceitados vínculos con todo el entorno renovador de Salta dado que el doctor Félix Loñ actuaba siguiendo instrucciones del ex diputado Folloni, en las cuestiones relacionadas con el tratamiento del derecho de réplica al que tan tercamente se opone ADEPA, que considera al igual que la SIP “que la réplica constituye un acto de censura en la medida que impone a un medio de prensa la obligación de publicar algo que no quiere”, pese a ser este derecho parte de los tratados internacionales incorporados por la reforma constitucional del 94. Loñ por esa época fue autor de un proyecto de ley, presentado en 2005 por el senador Ricardo Gómez Díez, en el que se establecía una serie de criterios para el reparto de la pauta, que es uno de los temas centrales en la preocupaciones de ADEPA, según las manifestaciones de Lauro Laiño y Pedro López Matheu en la reunión con la Comisión de Libertad de Prensa e Información. Nada es casual, diría MOO, Loñ defiende los derechos de los multimedios sobre los dineros públicos de la pauta y los multimedios lo transforman en el constitucionalista de consulta obligada. Junto a Alejandro Carrió, Gregorio Badeni y el inefable Sabsay son los juristas de fuste que los medios supieron conseguir, no vaya a ser cosa que sean tan sólidos como Médicos sin Banderas.

sábado, 11 de abril de 2009

Vermouth con papas fritas y Good Show!


Pensaba que mañana es Felices Pascuas que se murió Alfonsín que ya me engullí 3 huevos de chocolate en lo que va del finde y que la neurona justamente en este momento está un tanto retrasada por la digestión el último y boludeando encuentro esto:

"¡Acá no se tira nada! Siguiendo las enseñanzas de nuestros abuelos inmigrantes, que aprovechaban hasta el último hueso que había quedado del puchero de antiyer, entendemos que todo debe exprimirse y aprovecharse al máximo. ¿Por qué vas a tirar a ESE MUERTO? ¡Es una pena! Aprovechalo, aprovechalo para voltear al intendente aquel o para desatar una masacre o para reaparecer ante los medios; lo importante es ejercitarse en las sutiles artes del llevismo de agua para mi molino.

Entre las GRANDES PAVADAS que hemos escuchado sobre Raúl Alfonsín por estos días, hay cosas que me despertaron bastante tirria. La primera es la recurrencia sin ton ni son a la “honestidad” de Alfonsín. No me importa si Alfonsín fue honesto o no, el tema es que en el 83 a nadie LE IMPORTABA UNA GOMA que un político fuera “honesto”. Me refiero a esas historias de que el tipo, siendo Presidente “se pagaba un café de su bolsillo” o “hacía la cola del Banco” o “se iba caminando de su casa a la Rosada” y con las que nos han caracterizado a otro Presidente, Arturo Illia, probablemente con el objeto de tapar los intentos de Illia de algún atisbo de política social o de desproscribir al peronismo, hecho este que le valió el Golpe de Estado. No, importa que Illia “se pagaba el café”, y ahora a Alfonsín quieren reducirlo a esta anécdota de bar de barrio. El reclamo de Honestidad como valor supremo vino luego, con el menemismo.

La otra pavada repetida como un loro es que Alfonsín era “conciliador” y “tolerante”. Sinceramente, decir eso del tipo que metió presos a los militares, que ganó votos denunciando al sindicalismo peronista –lo que le valió 13 paros nacionales-, que tuvo un ministro que le dijo al enviado del FMI “¿querés que me baje los pantalones?”, que puso a Mirtha Legrand, a Gómez Fuentes y otros peones del Proceso en una suerte de lista negra estatal, que sufrió dos alzamientos militares y que fue finalmente volteado por un Golpe de Mercado es prácticamente un insulto. Alfonsín fue más o menos tolerante como puede serlo un Presidente democrático, pero anda dando vueltas una idea de que la tolerancia es como que te dé todo más o menos lo mismo. Y sin ser un militante revolucionario ni nada de eso, el Gobierno de Alfonsín tenía dos o tres ideas de lo que quería hacer.

Estas tonterías se dicen para no hablar de la política que Alfonsín intento llevar adelante, sino de virtudes más imprecisas como honestidad, tolerancia y “ser un gran demócrata”. De paso, convirtiéndolo en una niebla multiforme, es fácil utilizarlo –total, no le hacen daño a nadie porque Alfonsín está muerto- para la propia Pyme."
Así es que espero no jodan más con el tema o bien comiencen a hablar también de las cagadotas de Alfonsín así una vez en la vida hablamos con la verdad y lo digo por los medios, por todos los medios (pelo) y ya me hacen calentar... mejor sigo leyendo a Podeti que aunque es un progre medio onda que se vayan todos...me hace reir.
Felices Pascuas!

Latinoamerica // telesurtv.net

Instantáneas de "El Campo"