Últimas noticias

sábado, 23 de junio de 2012

Viau y la escuadra “invencible” de los intelectuales perdidos

El domingo 17 de junio diario Los Andes publica una columna especial de Susana Viau. Viau es columnista de Clarín, pero escribe para la sucursal mendocina de dicho diario, adquirida por la extorsión que entre Clarín y La Nación ejercen desde la posesión monopólica del papel prensa, por la apropiación de la empresa que lo fabrica mediante crímenes que hoy se investigan en Tribunales.

Pero sorteando ese pequeño inconveniente ético, que permite a Viau seguir escribiendo diatribas desde ese lugar de la consagración de la no-democracia, el artículo, caratulado pomposamente, como de opinión, divaga desde el elogio a la mujer del nuevo presidente francés, que ya empieza a desilusionar asumiendo los compromisos políticos de su predecesor, tan ajeno a las tradiciones humanistas que Hollande dice representar, hasta la vulgaridad extrema de confundir a los soldados de Malvinas con los hijos de nuestros compañeros apropiados por la dictadura militar, en su afán calumnioso por rebajar el discurso de nuestra Presidenta ante el Comité de Descolonización de la ONU.

La enajenación es tal que se siente ofendida y amenazada por la frase de la Presidenta “¿Por qué no van a hacer un referéndum a Irak o a Afganistán?”. Decir que Viau prefiere alinearse a las potencias coloniales, imperialistas y genocidas es poco, algo que no debiera sorprendernos de una ex – columnista del diario Página 12, del que migró hace tiempo, para instalarse en las costas seguras y conservadoras del socio del matutino fundado por Bartolomé Mitre, quién eligió no por casualidad escribir sobre la historia y después sobre el presente de su tiempo, dándole el carácter de arma a la palabra, casi al mismo nivel que los ejércitos que condujo contra otro pueblo latinoamericano en la vergonzosa y vergonzante guerra de la Triple Alianza.

Según Viau se conmemoran las derrotas honrosas. ¿Será la Guerra de Malvinas una derrota honrosa? ¿Será preciso conmemorarla junto a la potencia colonial que no sólo nos ha despojado de parte de nuestro territorio sino que nos infligió una derrota militar sustentada en acciones como el hundimiento del crucero Gral. Belgrano? ¿Desconocerá la escritora que Inglaterra ha constituido un enclave militar a pocos kilómetros de nuestras costas, y que las invasiones a Afganistán, a Irak y más recientemente a Libia no son más que el rostro más demoníaco de la apropiación de los recursos naturales?

La ofuscación oligárquica de las plumas de Clarín y de La Nación no le perdona a nuestra Presidenta que no se postre ante la graciosa majestad representada por la corona británica, algo que tiene que ver con las buenas maneras de los que aún se sienten trasplantados a un territorio salvaje y bárbaro, obligados a convivir con los pueblos de Latinoamérica. Una reacción que fuera capaz de parir de sus entrañas a las milicias parapoliciales de la Alianza Libertadora autoras de atentados contra obreros y judíos, alimentándolas con el odio de clase, étnico e ideológico que parece nutrir a los caceroleros de TN.

Las buenas maneras son parte del anatema de los medios hegemónicos y sus empleados, Viau como tal, no puede dejar de hacer mención al tópico, y considera “un atropello” el plazo fijado para que se expida la comisión bicameral sobre el Proyecto de Código Civil y Comercial. A tal fin recurre a las declaraciones de nuestro coterráneo Ernesto Sanz, al que caratula de “equilibrado y que se cuida de los exabruptos”. Viau que posee una buena memoria, deberá recordar que Sanz fue el legislador que apuró soezmente a Cobos en su voto “no positivo”, pero además fue el célebre detractor de la Asignación Universal por Hijo, diciendo que se iba por la “canaleta del juego y la droga”. Está claro cuál es el equilibrio que pondera Viau desde su particular situación como asalariada de una empresa vinculada a crímenes de lesa humanidad.

Pero como tales argumentos carecen de peso político en la constelación actual, Viau debe meter las manos, con todo su horror oligárquico a cuestas, en el “perverso” mundo oficialista para intentar desde allí construir un proyecto al que aferrarse, exorcizando a Scioli y convertiéndolo en referencia opositora, para concluir diciendo que es un enemigo peligroso de la Presidenta.

Una tras otra Viau en sus argumentaciones elige participar de la misma escuadra “invencible” de los intelectuales que han decidido enrolarse brutalmente en las filas de la antipatria, del coloniaje y los sectores oligárquicos, y que con la misma soberbia de aquella escuadra española se dirigen al fracaso más ominoso.

Latinoamerica // telesurtv.net

Instantáneas de "El Campo"