Últimas noticias

martes, 30 de noviembre de 2010

Escuelas


Construcción de Escuelas:

Gobierno de Menen: 7 escuelas en 10 años.
Gobierno de De la Rúa: 0 (cero) escuelas en 2 años.
Gobierno de los Kirchner: 1.000 escuelas en 7 años.

En los últimos 34 años sólo se habían construido 427 escuelas en nuestro país.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Periodistas repudian editorial de La Nueva Provincia sobre Massera

"Los abajo firmantes, periodistas y docentes de Ciencias de la Comunicación de todo el país, expresamos nuestro repudio ante el texto negacionista publicado el 9 de noviembre pasado por el diario La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, que procura tergiversar el rol histórico del ex jefe de represores Emilio Massera y de la última dictadura en su conjunto.
Lesionan la moral de la sociedad e insultan a las víctimas de la maquinaria de muerte que co-dirigió el fallecido Massera, el enaltecimiento de su figura y la falsedad histórica sobre hechos ya dilucidados en todas las instancias posibles por la Justicia, que llegó a conclusiones certeras gracias a la dignidad y valentía de miles de argentinos, y al compromiso con el "nunca más" de la inmensa mayoría de la sociedad."


Más aquí.

Papel higiénico y ceniceros

Ahí va el macrismo con propuestas de "cosas simples" más alla de los ideales, ahora "pelear" para tener la posibilidad de no participar... la verdad nunca ví, será la influencia de Juliana Awada?

viernes, 19 de noviembre de 2010

Ay!

26 de Marzo del 2010, en Tres de Febrero en campaña por la candidatura de Duhalde 2011.

"Porque creo que en la vida lo único que nos salva del ridículo es la corrección en la conducta pública".

sábado, 13 de noviembre de 2010

Néstor por Nicolás Casullo

Un amigo de facebook nos acerca este fragmento de "Peronismo. Militancia y Crítica" , publicado el 12 de Mayo del 2002, donde el ya fallecido Nicolás Casullo habla de alguien casi desconocido para muchos en ese momento.

NÉSTOR KIRCHNER

Néstor Kirchner representa la nueva versión de un espacio tan legendario y trágico como equívoco en la Argentina: la izquierda peronista. En su rostro anguloso, en su aire desorientado como si hubiese olvidado algo en la mesa del bar, Kirchner busca resucitar esa izquierda sobre la castigada piel de un peronismo casi concluido después del saqueo ideológico, cultural y ético menemista. Convocatoria kirchnerniana por lo tanto a los espíritus errantes de una vieja ala progresista que hace mucho tiempo atrás pensaba hazañas nacionales y populares de corte mayor.

Revolotean escuálidos los fantasmas de antiguas Evitas, CGT Framinista, caños de la resistencia, Ongaro, la gloriosa JP, la tendencia, los comandos de la liberación, ahora sólo eso, voces en la casa vacía. Por eso un Néstor Kirchner patagónico, atildado en su impermeable, con algo de abogado bacán casado con la más linda del pueblo, debe lidiar con la peor (que no es ella, inteligente, dura, a veces simpática) sino recomponer, actualizar y modernizar el recuerdo de un protagonismo de la izquierda peronista que en los 70 se lleno de calles, revoluciones, fe en el general, pero también de violencia, sangre, pólvora, desatinos y muertes a raudales, y de la cual el propio justicialismo en todas sus instancias hegemónicas desde el 76 en adelante, renegó, olvidó y dijo no conocer en los careos historiográficos. De ahí que en las nuevas generaciones de jóvenes de los últimos 20 años, las crecidas entre Luder y Menem, aquel "peronismo de izquierda" no dejo datos ni rastros: las nuevas generaciones medias no alcanzan a descifrar ese rotulo como algo digno de ser pensado.

Por eso, como espacio histórico dramático y fallido, lo de Kirchner tiene el signo de la nobleza, del respeto a una generación vilipendiada con el mote de puro guerrillerismo. Es fiel a una memoria fuerte del país que ningún peronista "referente" se animo a aludir en la nueva democracia, y también signo de aquellos fatalismos. Larga es la lista de enemigos internos y externos de esa izquierda nacional en el movimiento desde el 1953 hasta hoy: los "cobardes, entreguistas, traidores, claudicantes, negociadores, burócratas, mariscales de la derrota, antipueblo" y finalmente esa extraña y exitosa ecuación de modernización y renovación justicialista que desemboco en el menemismo-liberal que enamoro a todos los poderes reales en la Argentina. Lista de defecciones tan eterna y concreta que casi termino siendo, desde 1955, la historia real del peronismo. La de sus defecciones.

En esa temeraria pelea está inscripto hoy el de Santa Cruz. Según muchos Kirchner asume la responsabilidad de una pieza semiarqueológica: los militantes peronista "setenteros", ahora cincuentones, quienes viven la biografía del movimiento del 45 como sentados en una estación abandonada y ventosa muy al sur del país por donde volver a pasar, aunque todavía no se note, ni se crea, ni se oiga, aquel verdadero tren de la historia que algún día podrá llenar de humo purificador la patria.

Sentados en el andén vacío y destartalado, como a una hora señalada, los del grupo toman mate, hacen muñequitos de madera con las navajas, parrillan corderitos en la estación sin nadie, miran de soslayo por si se acerca alguien, y achican los ojos cada tanto con las manos de visera en pos de un imaginario punto negro, lejano, que se vaya agrandando sobre las vías con su silbato anunciador.

La cuestión es no dar demasiados datos de esa espera. Por eso Kirchner habla rápido, a veces medio desprolijo, o deambula confusamente entre cámaras de noticiero tratando de coincidir con la memoria de los mártires, con el subsuelo del tercer cordón ex-industrial, o con una histérica cacerolera de Belgrano R. Porque en realidad está diciendo algo difícil, complejo, discutible, pero a lo mejor por eso profundamente cierto en cuanto a por cual sendero se sale realmente de este entuerto donde el país se desbarranca por la ladera perdida toda idea de sí mismo, toda imagen nacional.

Es posible que no sea candidato, o mejor dicho que no le alcance el envión entre los sueños solapados del presidente Duhalde, las encuestas optimistas de De la Sota, la coincidencia de los poderes con Reutemann, las infinitas "re-reelecciones" de Menem, el caradurismo simpático de Rodríguez Saa. Desgarbado, lungo, de palabra directa, esta ultimo en esa lista, cuando cada tanto viene del sur para exigir elecciones ya. Para decir que va por adentro o va por afuera pero no va a entrar en ninguna trenza. Lo converso con mis amigos y el 80 % no lo ubica, lo semitienen en algún rincón de las imágenes del conciente pero no del todo. Les digo que es el fantasma de la tendencia que vuelve volando sobre los techos y sonríen como si les hablase de una película que no se va a estrenar nunca porque falta pagar el master.

Si rompe con el peronismo corre el eterno peligro de quedarse solo, ser simple izquierda, ser no "negocio". Si se queda adentro, ya nadie sabe en qué paraje en realidad se queda: corre el peligro de no darse cuenta un día que él tampoco existe.

En ese maltrecho peronismo que vendió todas las almas por depósitos bancarios, Kirchner es otra cosa: insiste en dar cuenta de que esta no fue toda la historia. Que hay una última narración escondida en los mares del sur.

Y un día fue tapa

En la tapa del GDA vemos como una vez más desde Proyecto Sur se suma para golpear al gobierno, esta vez instalando sospechas sobre las intenciones de los diputados oficialistas de dialogar con los bloques opositores.
Sí, el tan mentado y reclamado diálogo&consenso, que cuando se produce se lo tiñe de suspicacias, no vaya a ser que el oficialismo logre esa cosa perversa que viene a ser querer tener un "presupuesto que refleje su plan de gobierno", cosa tenebrosa si las hay...

Magnetto le da prensa a Solanas desde hace días sobre el tema presupuesto, en el interior del periódico de su órgano partidario hay por ejemplo una simpática nota titulada "Solanas no da quórum y quiere tomar sol"

miércoles, 10 de noviembre de 2010

El asesino y la muerte

El 8 de noviembre se murió Massera, el dueño de la muerte en ese lugar siniestro que fue la ESMA, por donde pasaron más de 5 mil compañeros que fueron torturados, vejados, muchos de los cuales fueron asesinados y su destino aún no se conoce, por lo que continúan desaparecidos, dando lugar a aquella figura que nos hizo conocidos en el mundo, como Maradona y el dulce de leche, con perdón de Maradona y el dulce de leche, con el nombre de “la muerte argentina”, “la desaparición forzada”, y que nuestras Madres, que nacieron denunciando la existencia de los campos de concentración y de los detenidos-desaparecidos, marcaron a fuego en nuestro ADN.

Se murió en una muerte blanda, oliendo a remedios y suero, con gente que lo quería a su alrededor, pese a lo que era y lo que representaba, a sus ínfulas de estadista y su deleznable condición de genocida, apropiador de pibes. Y no es que se murió impune como dice la Donda, es que se murió y uno hubiera querido, no que pasara por las mazmorras que ellos construyeron en la Escuela de Mecánica, o esos depósitos de carne destinada a la pudrición que son los penales como Olmos, pero que le hubiera tocado una temporadita en Marcos Paz, junto a los presos que defiende Cecilia Pando y los abogados amigos de Bergoglio, como Alberto Solanet no hubiera estado nada mal.

Eso hubiera sido una gran victoria para la democracia.

Hubiera sido poner las cosas en el lugar que corresponde: que el tipo que quiso fundar un partido político, una copia bastarda del peronismo, sobre la sangre, el dolor y los bienes de nuestros compañeros detenidos desaparecidos, terminara sus días no en un hospital en coma, sino detrás de los barrotes y con horario preestablecido para ver el cielo.

Sin embargo, su nombre se asociará irremediablemente al horror, no habrá piedra sobre la que se edifique una palabra que no recuerde que comandaba una patota de asesinos que integraban entre otros Acosta, Febrés o Astiz, él que soñó para sí mismo el bronce, estará condenado para siempre a la sombra. Aunque uno siente que no es suficiente.

Por eso siempre ejercemos la memoria.

Entre el 10 y el 14 de enero de 1977 fueron secuestrados en Capital Federal, Mendoza y Hurlingham los propietarios de la empresa Cerro Largo, Omar Raúl Masera Pincolini, Victorio Cerutti Necchi y Horacio Palma junto con su abogado Conrado Gómez y los obligaron a vender sus bienes, utilizando toda la maquinaria y la mano de obra esclava de la ESMA, fueron traspasados a la firma Wil - Ri, que después la traspasó a Misa Chico, sociedad conformada por Eduardo Enrique Massera y Carlos Alberto Massera, hijo y hermano del ex almirante, respectivamente. Aún hoy se erige en Chacras de Coria, como una afrenta a las instituciones democráticas el Barrio Privado que lleva el nombre de la sociedad que sirvió de puente para blanquear el despojo de la patota masserista, y sus calles evocan palabras marciales que no dejan más que un gusto amargo al pronunciarlas como Honor, Dignidad o Caridad.

mapawilri

Y aún hoy, la casa de Victorio Cerutti no ha sido expropiada para poder transformarla en un centro cultural y de la memoria como se viene reclamando hace mucho tiempo y el proyecto todavía duerme en el Congreso, sujeto a los avatares de una oposición que sostiene que la libertad de prensa es que Papel Prensa siga en manos de sus apropiadores.

image

Me acuerdo, como se nos partió el corazón en la plaza, en cada plaza del país en que nos habíamos convocado a manifestar nuestro repudio ese 29 de diciembre cuando el turco innombrable nos escupió el indulto de este asesino en la cara. Me acuerdo la desesperación que nos corrió por el cuerpo, esa impotencia, cuando nos abrazamos a llorar la impunidad con que nos castigaba el alumno prodigio del neoliberalismo.

Nosotros que tenemos cicatrices de tantas ausencias, vamos a dar testimonio de vida, de militancia, de compromiso. Por eso la ESMA no es un museo, es un lugar recuperado por la vida, sanado por el arte, exorcizado de la crueldad por el amor.

No sé que dirá La-nata ahora, que se murió un débil, capaz. Nosotros no tocamos bocina.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Vamos mal

El dramaturgo Ricardo Monti ganador del Premio Clarín Espectáculos 2003 en el rubro "Autor Argentino" ha decidido devolverle al Monopolio dicho premio, en una carta pública en la que también le habla a una de sus alumnas diciéndole: “No, Jazmín, no me enorgullece ese premio. Por eso lo devuelvo públicamente, como públicamente lo he recibido. No sé cómo es el procedimiento legal o burocrático para hacerlo y tampoco quiero perder mi tiempo en averiguarlo. En cuanto al soporte material que lo representa, ya está, como expeditivo desenlace, en el tacho de la basura.

Las razones que esgrime Monti las sintetiza en “Tomé plena conciencia de que ese premio me avergonzaba. Me sentí irritado. No me producía orgullo. Por supuesto, no estoy hablando de las valiosas personas del jurado que discernieron ese galardón y por las que albergo enorme respeto y agradecimiento. Se trata, simplemente, de Clarín”, explica.
Y agrega: “No es para mí un honor contar en mi haber con un premio otorgado por una empresa monopólica gravemente sospechada y acusada de delitos de lesa humanidad, en plena investigación judicial por la apropiación de bienes en connivencia con la última dictadura cívico-militar mediante una maniobra conjunta que implica ni más ni menos que operaciones de prensa seguidas de secuestros, torturas y asesinatos. Una empresa cuya dueña y su principal gerente están gravemente sospechados y acusados de haber robado hijos de seres humanos secuestrados, torturados y que continúan desaparecidos. No es un honor para mí ostentar el premio de una empresa monopólica que ha desvirtuado su deber de informar, remplazando la noticia por operativos de prensa sólo destinados a la defensa de sus intereses económicos, al desconocimiento de la autoridad del Estado y a la obstaculización de la revelación de la verdad en los crímenes de lesa humanidad antes mencionados. No es para mí un honor cargar con el premio de una empresa monopólica que tiene el privilegio de crear, precisamente por su posición dominante en el campo de la comunicación audiovisual y la información en general, un muro de impunidad y silencio, desinformación y mentira acerca de sus actividades pasadas y presentes, en concurrencia con sectores políticos y hasta judiciales, a los que no puedo sino imaginar, a algunos como socios directos y a otros como sujetos acobardados por el poder monopólico o, peor, vilmente comprados.”

Más aquí.

Latinoamerica // telesurtv.net

Instantáneas de "El Campo"